| 25 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, subiendo al coche oficial
Pedro Sánchez, subiendo al coche oficial

El Gobierno ultima su drástico plan para acabar con la “dictadura del coche"

La estrategia del Ministerio de Transportes pasa por alejar aún más a los turismos de la circulación de las ciudades, así como limitar su tránsito por la red general con medidas radicales.

| M. Villa España

La ‘operación anticoche’ del Gobierno de Pedro Sánchez es mucho más ambiciosa de lo que parecía. Porque no solo busca restringir el tránsito de turismos por calles y carreteras, sino que el propósito último es borrarlos directamente del paisaje, como ha reconocido la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

A tal fin, se pretende desarrollar un nuevo diseño en las ciudades para que devuelva el espacio público a peatones y ciclistas "y acabe con la dictadura que el vehículo privado ejerce en la vida diaria", según la ministra. Así lo ha señalado esta semana en un acto en el que ha aclarado que lo que se propone no es suprimir los coches, sino diseñar ciudades donde no sea necesario el vehículo privado y se acepte sin condiciones que la calles "no son espacios reservados para los automóviles, sino lugares de encuentro de las personas que las habitan".

 

Con ese empeño, el plan de medidas que diseña el Ejecutivo pasa por ampliar carriles bici o crear itinerarios peatonales y sin obstáculos, al mismo tiempo que se acomete una reducción en la contaminación del aire, del ruido y de la siniestralidad. En este sentido, ha recordado que el Gobierno llevará al Consejo de Ministros la nueva ley de movilidad sostenible y financiación del transporte público antes de fin de año, un texto que, entre otras cosas, situará el ferrocarril como el sistema prioritario para la movilidad en entornos urbanos y metropolitanos.

Peajes en todas las autovías

Aparte de alejar al coche todavía más de la ciudad, el Gobierno de Sánchez proyecta imponer peajes en todas la autovías del país. Así se comprometió ante la Unión Europea y así lo tiene encima de la mesa para empezar a implantarlo lo antes posible.

En contraste con estas medidas, el Gobierno tiene en el horizonte la huelga de camioneros que ha convocado el sector tres días antes de Navidad. La ministra de Transportes cree que hay tiempo para pararla. "Nuestra disposición es la de seguir hablando y negociando acuerdos; reconocemos el papel esencial de los transportistas y los problemas tanto coyunturales como estructurales que sufren, ligados al incremento de los precios de las materias primas, el combustible o la relación con los cargadores. Haremos todo lo posible por ayudar y establecer medidas de impulso para mitigar esos problemas", ha asegurado.