07 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Gonzalo Boye

El abogado de Puigdemont, procesado por blanquear dinero del narcotráfico

Gonzalo Boye considera que solo tratan de "incriminarle", mientras que la jueza le atribuye un delito de blanqueo de capitales por colaborar con el 'narco' gallego Sito Miñanco.

| A. J. España

El polémico abogado Gonzalo Boye, conocido por contar entre sus clientes a los líderes independentistas, Carlos Puigdemont, Quim Torra y Laura Borrás, además de por haber sido letrado de narcotraficantes y etarras, ha tenido si primera 'cara a cara ' con la jueza de la Audiencia Nacional María Tardón que ya le ha comunicado su procesamiento junto a otras 45 personas, entre ellas el narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, "Sito Miñanco", en una causa por presunta participación en un entramado criminal para blanquear el dinero del narcotráfico.

La juez atribuye a los investigados, según su participación en los hechos, delitos contra la salud pública relativo a sustancias que causan grave daño a la salud pública, concurriendo la agravante de notoria importancia, cometido en el seno de organización criminal y de extrema gravedad; blanqueo de capitales; delito continuado de falsificación de documento oficial o tenencia ilícita de armas.

 Respecto a Boye, la jueza le considera responsable de un presunto delito de blanqueo de capitales en el seno de una organización criminal, procedente del narcotráfico, en concurso con un delito continuado de falsificación en documento oficial. 

Sin embargo, el abogado ha negado toda colaboración delictiva. "La verdad solo tiene un camino y aquí se ha mentido mucho para tratar de incriminarme". "Jamás cometí delito alguno", ha manifestado, ya que como letrado solo estaba ejerciendo libremente su profesión.

"Tengo pruebas irrefutables" - ha señalado en un comunicado distribuido tras su declaración - "que despejarán toda duda de mi total inocencia", ha insistido, para apuntar que en su caso deberá averiguarse si se ha cometido algún abuso de autoridad o negligencia durante la instrucción del procedimiento.

De hecho, ha avanzado que "cuando todo esto se aclare" tomará las "medidas oportunas", ya queha insistido que su labor en este caso viene amparada por lo que establece el Estatuto General de la Abogacía Española y lo refuerza la propia ley de prevención de blanqueo de capitales, ya que  los excluye de ser sujetos obligados en materia de prevención del blanqueo de capitales.

 Sin embrago, la versión de la jueza es bien distinta, ya que los hechos investigados se refieren a la intervención del buque Thoran, abordado en 2017 cuando transportaba 3,3 toneladas de cocaína, y la aprehensión, en noviembre del mismo año, de un contenedor de cocaína en Países Bajos que ocultaba 615 kilos de la misma sustancia.

La juez concluye que los abogados Gonzalo Boye Tuset, Jesús Morán Castro y Alejandro Guerra Medina, con la participación determinante de Lara Bolarín, conociendo la existencia de determinadas letras cambiarias y el carácter ficticio de una operación comercial de la que fueron informados por el grupo de narcotraficantes, "diseñaron y confeccionaron los documentos con el objeto de simular que otro de los procesados había vendido dichas letras de cambio días antes de la aprehensión y las presentaron en el expediente sancionador a sabiendas de su falsedad y de que la operaciones de compraventa eran ficticias, con el objeto de recuperar el dinero intervenido y ocultar que el mismo procedía del narcotráfico en última instancia".