24 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Rostros serios en la primera Ejecutiva del PSOE tras los resultados del 10-N.

Oídos sordos: Sánchez se atrinchera y envía a Ábalos a criticar a Podemos y PP

A juzgar por la primera reacción del PSOE a los resultados, el inquilino de La Moncloa no se mueve un milímetro, carga contra todos a los que necesita y reclama otra vez el "gratis total".

| Miguel Blasco España

No es el PSOE de Pedro Sánchez un partido con excesivo pulso interno -ya saben los críticos como las gasta el sanchismo-, así que este lunes de resaca electoral ha tocado postureo, mucha sonrisa impostada y un pose algo artificial de vencedor de las urnas. Y otra extravagante intervención pública de José Luis Ábalos ante los periodistas.

Pero si se rasca un poco más allá, en la cúpula socialista hay una mezcla de estupor, enfado e inquietud, parte contra el propio candidato, parte contra su estratega en jefe, Iván Redondo, a quien no pocos en Ferraz tienen "cogida la matrícula".

La cúpula socialista se ha reunido este lunes para un primer análisis de urgencia de los resultados con dos convicciones claras, que resume un dirigente del PSE a ESdiario: "Estamos peor que el sábado, estamos obligados a trabajar mucho... y a ceder".

Los fieles a Sánchez han desgranado este lunes cientos de balances remitidos por los barones con una sensación agridulce: el PSOE ha mantenido firmes su cuarteles -incluida Susana Díaz en una Andalucía por primera vez en manos del centroderecha- pero ha liquidado su mejor aliado para muchos de esos barones, Ciudadanos, sin hundir a Pablo Iglesias, uno de los planes del tándem Redondo-Sánchez.

 

José Luis Ábalos, este lunes tras la reunión de la Ejecutiva Federal socialista.

 

Tras la reunión en Ferraz, ha sido su número tres, José Luis Ábalos, el encargado de der la cara ante los medios. Muy en su estilo. Sin ápice de autocrítica, enredando más las complicadas relaciones con Podemos y endosando el fracaso de Sánchez en las urnas... al PP.

"Somos el único partido de ámbito nacional que logra representación en las 17 comunidades autónomas, lo que nos convierte en los únicos capaces de dar una respuesta política", se ha justificado. "Somos el partido hegemónico en el ámbito de la izquierda, sin contestación posible", ha dicho haciendo amigos con Pablo Iglesias.

"Hay un elemento inquietante, que es el ascenso de la extrema derecha, merece un análisis tranquilo. El PP ya no tiene más margen de reacción que la extrema derecha", ha añadido para dar portazo así a la posible gran alianza con Pablo Casado: "Nosotros no vamos a apostar por ningún Gobierno de gran coalición".

"El PSOE se quedó solo en el espacio de la centralidad, y hoy no es el que lo ha pagado, lo han pagado otros",  se ha justificado.

Así que ni un minuto de autocrítica, ni un gesto de humildad a los dos socios que por activa (Pablo Iglesias) o pasiva (Pablo Casado) necesita tras el escrutinio, ni un reconocimiento a Vox, aupado a tercera fuerza nacional y representante de muchos millones de españoles. Otro Manual de resistencia. O Pedro Sánchez en estado puro.