| 20 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La consejera de Exteriores de la Generalitat, este miércoles.
La consejera de Exteriores de la Generalitat, este miércoles.

Aragonés desafía al Tribunal de Cuentas y blinda los fondos para sus embajadas

La Generalitat oficializa su último desafío a la Justicia y a Sánchez. La consejera de Exteriores catalana anuncia que mantendrá el flujo del dinero público sancionado por el órgano judicial

| J.R.V España

La primera respuesta oficial de la Generalitat horas después de la cumbre entre Pedro Sánchez y Pere Aragonés es un triple desplante del presidente catalán: al propio líder del PSOE, al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Tribunal de Cuentas.

Especialmente significativo ha sido el órdago a éste último organismo constitucional: mientras ERC y Junts exigen que se anule su sanción económica a los líderes del procés por el despilafarro de dinero público, sus sucesores en el Palau han blindado las partidas en cuestión, destinadas a las embajadas y a los lobbys internacionales de propaganda afines.

La consejera de Acción Exterior y Gobierno Abierto de la Generalitat, Victòria Alsina, ha garantizado este miércoles que el Govern mantendrá su acción exterior, y ha sostenido que la causa del Tribunal de Cuentas contra los exresponsables de la llamada diplomacia catalana (DIPLOCAT) representa un intento de negar esta competencia a la Generalitat.

 

"Para mí la acción exterior es completamente legítima. Ni el Estatut recortado tras la sentencia del Tribunal Constitucional eliminaba la posibilidad de hacer acción exterior", ha advertido Alsina en su primera comparecencia como consejera en la comisión de Acción Exterior, Transparencia y Cooperación del Parlament.

Ha defendido que la política internacional forma parte de la "normalidad democrática", y ha garantizado -pese al varapalo del Tribunal de Cuentas- su "postura completamente firme de que la Generalitat continúe haciendo acción exterior".

Es más, Alsina ha adelantado que Pere Aragonés ha está haciendo lobby contra España de nuevo y ha explicado que ha abordado con medios internacionales el caso del Tribunal de Cuentas, porque dice que este organismo no se entiende bien en el extranjero porque no es "homologable".

Con los fondos europeos

Alsina ha adelantado que su departamento ya trabaja en proyectos que quieren poder financiar con los fondos europeos, y para recibir el máximo posible para hacerlos realidad: "Como consejera me pelearé por cada euro que venga de los Next Generation para hacer posibles estos proyectos".

 

La cumbre entre Sánchez y Aragonés no ha enmendado la estrategia exterior y de propaganda con dinero público del independentismo.

 

La consejera de Exteriores ha enfatizado que la acción exterior es fundamental, pero también el gobierno abierto, la transparencia, la participación y la cooperación, por lo que su Consejeria también los priorizará, y ha avanzado que estudiará proyectos como el voto exterior electrónico y la posibilidad de que haya "delegados sin delegación".

El Tribunal de Cuentas se reafirma

Precisamente este miércoles, el Tribunal de Cuentas ha acordado mantener la fianza de 5,4 millones de euros que reclama a 34 excargos del Govern por el uso irregular de fondos para las denominadas embajadas catalanas y para el Consejo de la Diplomacia Pública de Cataluña, el citado DIPLOCAT.

El órgano fiscalizador ha llegado a esta conclusión tras dos sesiones en las que ha escuchado las alegaciones de todas las partes implicadas en el procedimiento. En concreto, ha fijado la cifra 5.422.411,10 frente a los 5.422.879,48; es decir 468,38 euros menos.

El martes tuvieron la palabra las defensas y este miércoles ha sido el turno de la Fiscalía, de los representantes legales de la Generalitat, de los del DIPLOCAT y de las sociedades Abogados Catalanes por la Constitución y Sociedad Civil Catalana, que figuran como acusaciones.

Artur Más dice que no puede pagar

Mientras, algunos de los sancionados por el Tribunal de Cuentas han comenzado a allanar el camino para una cuestación ciudadana para evitar comprometer su patrimonio. El expresidente Artur Mas ha lamentado que tanto él como los cerca de 40 multados no tienen "ninguna posibilidad" de reunir por sí mismos los 5,4 millones de responsabilidad contable que se les reclama.

En una entrevista en Onda Cero, Más ha adelantado que él tampoco dispone de avales por valor de 2,7 millones, la cantidad en la que el tribunal ha fijado su responsabilidad: "Es imposible que podamos llegar a estas magnitudes. Habrá que ver qué soluciones hay". "Hay que ver si las campañas de solidaridad que en otros momentos han funcionado en Cataluña vuelven a funcionar y hay que ver cuál es también la posición del Govern". De nuevo habrá platillo entre los independentistas.