| 06 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Transportistas en huelga y Pedro Sánchez
Transportistas en huelga y Pedro Sánchez

Los transportistas acorralan al Gobierno y plantean otra huelga para julio

El sector vota si vuelven a la huelga después de 2 meses de asfixia por el aumento de precios en la gasolina y el Gobierno pide clemencia y asegura que a final de mes propondrá soluciones

| M.C España

Los transportistas en España vuelven a posicionarse en pie de guerra. Después de dos meses desde la ultima huelga en el sector, que dejó una situación de caos total en las estanterías de los supermercados y, en general, en toda la cadena de valor, los profesionales del transporte votan este domingo si vuelven a los paros temporales para exigir ayudas al Gobierno o medidas que contengan los precios. 

Una de las organizaciones que está encabezando estas posibles nuevas huelgas es Plataforma Nacional, la agrupación de empresarios y autónomos que inició en marzo un paro patronal de transportistas en toda España, y que mantiene las consultas en todas sus delegaciones provinciales para saber si sus asociados retoman o no las movilizaciones. 

La situación es realmente compleja para el Gobierno, porque ni siquiera los 20 céntimos de descuento han ayudado a que muchos transportistas estén trabajando en estos momentos en pérdidas, ya que el auge de precios ha condenado a los transportistas a una situación límite en lo profesional. 

Por ello, si en estas consultas resulta ganador la opción afirmativa, la reactivación del paro sería inminente y, según cuentan fuentes de la organización, tendría lugar en julio, aunque el día todavía está por decidir, toda vez que la plataforma ha dado el 30 de junio como fecha límite para obtener una respuesta por parte del Gobierno a sus reivindicaciones.

Y es que esa fecha es el límite que el propio Gobierno se ha puesto para resolver la situación, hasta el punto que ha pedido a los transportistas “paciencia” y que esperen a final de mes. Y es que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha comprometido a aprobar una ley que prohíba trabajar a pérdidas, basándose en los principios de la ya existente Ley de cadena la alimentaria, antes del día 30 de julio, por lo que aún quedaría un mes.

En cualquier caso, desde el sector explican que la decisión de trabajar a pérdidas recae sobre cada una de las empresas transportistas que deciden hacer un servicio a un cliente por un precio ya pactado. Pero la competencia entre las empresas y los autónomos hace que se acepten pedidos que, con los actuales precios de los carburantes, no sean rentables.

En diciembre, el sector, representado en el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), órgano legítimo de interlocución con el Gobierno, ya consiguió una serie de medidas al anunciar la convocatoria de un paro que finalmente no tuvo lugar tras obtener respuesta a sus reivindicaciones.

Precisamente, una de estas medidas era una cláusula de revisión de precios para que, en el caso de que suban los costes de los carburantes, el precio adicional se lo puedan trasladar a sus clientes. Algo que, a juzgar por los precios que refleja el IPC conocido hace dos semanas, no ha sido eficaz.

Por todo ello, el presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), la mayor organización empresarial con representación en el CNTC, Ovidio de la Roza, ha llamado a la unidad del sector en una carta difundida a sus asociados.

"Aquellos que no pertenecen al sector o no han sido conscientes de lo que hemos vivido con los últimos Gobiernos, no tendrán en cuenta que durante años el CNTC reclamó al entonces Ministerio de Fomento medidas clave para que nuestras empresas siguiesen adelante y, sin embargo, la respuesta siempre era la misma: nos ignoraban y nos ninguneaban", comienza su misiva.

Posteriormente, asegura que en sus encuentros con el ministro José Luis Ábalos se tuvo un "halo de esperanza" que luego se quebró por la amenaza de los peajes y "la falta de compromiso", por lo que se decidió lanzar el órdago de diciembre de 2021, con lo que se consiguió avanzar en un acuerdo "histórico" para el sector.