| 06 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez, en la tribuna durante el pleno del Congreso del pasado 8 de abril.
Pedro Sánchez, en la tribuna durante el pleno del Congreso del pasado 8 de abril.

El PP destapa cómo Sánchez manipuló un informe de Oxford en pleno Congreso

Los populares llevan a la Cámara una iniciativa parlamentaria para desmontar las mentiras del presidente en el último pleno sobre un estudio de la institución británica.

| J.R.V España

Tan empeñado está el Gobierno esta última semana en lanzarse a la caza del bulo y la presunta mentira ajena que olvida sus propios renuncios, algunos de notable envergadura.

De hecho, hasta el propio presidente del Gobierno ha sido cazado en uno de ellos. Para los más benevolentes, puede haberse tratado de una malinterpretación de la fuente -un informe de la prestigiosa Universidad de Oxford sobre la gestión internacioanal del Covid 19-; pero para el PP, se trata de algo más. Tanto que ha exigido ya explicaciones parlamentarias al Gobierno.

El extracto de la polémica está recogido en el propio Diario de Sesiones del Congreso. Lo pronunció Sánchez en el pleno del pasado Jueves Santo, al que acudió para solicitar la prórroga del estado de alarma. Sacó pecho de todas las medidas adoptadas por su Gobierno y dijo textualmente:

- "Por supuesto, señorías, estos datos proceden de fuentes tan incontestables como el medio europeo político o el estudio COVID-19 de una universidad prestigiosa británica, la Universidad de Oxford. Precisamente, este estudio, el de la Universidad de Oxford, otorga a España la puntuación más alta de los países occidentales, noventa sobre cien; noventa sobre cien en cuanto al rigor en la respuesta a la pandemia. Seguro que para la oposición cien sobre cien hubiera sido mejor que noventa sobre cien, como también para el Gobierno; seguro que hay cosas que con los conocimientos de hoy habríamos hecho distinto ayer, pero ayer actuábamos con los conocimientos de ayer no con los conocimientos de hoy".  (Diario de sesiones del Congreso de los Diputados. Pág 12.) 

Pero el PP se ha ido a la fuente original y ha pillado a Sánchez, al que acusa de "manipular informes de prestigiosas universidades extranjeras" para crear bulos que favorecen su gestión en la crisis sanitaria.

 

 

Según los populares, si se consulta dicho documento, publicado en la web de la universidad, "no se puntúa la calidad de gestión de ningún Gobierno, sino la dureza de las medidas de respuesta a la crisis del Covid 19 en función de 11 variables, como el cierre de colegios, la cancelación de actos públicos, los controles de aeropuertos o el confinamiento".

"De acuerdo con dichos parámetros, este estudio asegura la actuación del Gobierno de España obtuvo un cero sobre 100 hasta el 30 de enero, subió el 31 de enero hasta un 14 sobre 100, y así se mantuvo hasta el 9 de marzo que aumentó a un 38 sobre 100, continuando con esa escalada el 10 de marzo hasta el 62 sobre 100, el 14 de marzo se situó en un 76 sobre 100, el 15 de marzo en un 86 sobre 100, y desde el 16 de marzo en un 90 sobre 100", explica el texto de la iniciativa.

Los de Pablo Casado indican, además, que ese 90 sobre 100 no es la puntuación más alta de los países occidentales, tal y como proclamó Sánchez en el Congreso. El PP indica que países como Austria, Francia, Italia, Rumanía, Serbia o Eslovenia, Bangladesh, Botswana, Egipto, India,
Jordania, Madagascar, México, Mauritaria, Nueva Zelanda, Qatar, Ruanda, Turquía, Vietnam o Zimbabue tienen mayor puntuación que España.

Para el principal partido de la oposición, esta situación es "una triple manipulación informativa especialmente grave por tener como protagonista al presidente del Gobierno y por haber sido difundida en el Congreso".

Por ello, en una proposición no de ley registrada en la Cámara baja reclama al jefe el Ejecutivo que termine con esta "manipulación" de la información de las universidades, una práctica que, a su juicio, "deteriora la calidad democrática" de España y "mina" la confianza de los ciudadanos.