| 20 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Colón desde el ángulo inverso: ¿Clamor contra Sánchez o merienda de “fachas”?

Argumentos razonados sobre la concesión o no de los indultos pocos o ninguno, pero a cambio, se despachan argumentarios y visceralidad a raudales.

| Esther Jaén España

No cabe duda de que ni el sol de justicia, ni la ola de calor hicieron desistir a las decenas de miles de manifestantes que acudían ayer a la Plaza de Colón a manifestarse contra la intención del Gobierno de indultar a los presos del 1-O. 

Sin embargo, guerra de cifras al margen (25.000 asistentes, según la delegada del Gobierno, 126.000 según la Policía Municipal, y 200.000, según los organizadores) cada cual saca sus propias conclusiones y, por supuesto, la escoba para barrer para casa. Desde Cataluña, la sacó, por ejemplo, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, a través de un tuit en el que ofreció su particular visión sobre lo ocurrido ayer en la madrileña Plaza de Colón.

 

“Domingo de buen tiempo de volver a decir muy alto, aunque el fascismo y la derecha rancia rabien: amnistía, autodeterminación e independencia. Sin ningún miedo y con toda la convicción”

 

La televisión pública catalana informaba, mientras, de que “PP y Ciudadanos evitan la foto con VOX en la manifestación de Colón contra los indultos” y subrayaba que los líderes de VOX y la ex portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, habían sido los más aplaudidos a su llegada a la manifestación. La presencia y los vítores a VOX y sus dirigentes era una constante reiterada en todas las crónicas “made in Catalonia”.

Nadie está por hacer análisis sesudos ni mucho menos ponderados. Se trata más bien de mantener prietas las filas y las adhesiones y, especialmente, muy viva la aversión al rival. 

En esta misma línea, otros medios locales, afines a las posiciones independentistas, titulaban sus informaciones con un “La derecha vuelve a Colón, la extrema derecha vuelve a ganar” (El Nacional.Cat) y otros añadían testimonios recogidos entre los manifestantes, como el que ofrece en su información sobre la protesta el diario Ara: “Es una traición a España -dice uno de los  manifestantes  ataviado con gorra militar y blandiendo una bandera de España, según relata el diario catalán – Los indultos son para los toros. Basta ya de tanta coña con los hijos de puta de los catalanes”.  De nuevo en El Nacional, seleccionaban otro testimonio de un exaltado manifestante que afirmaba indignado que “Nos han hipotecado, porque todo es para Cataluña…¿Qué España nos roba? NO! ¡Cataluña nos roba!” Escuchando a esos “amables patriotas”, pocos catalanes defensores de la causa independentista se sentirán tentados de repensar su opción política, a pesar del fiasco y el naufragio evidente del Procés. Pero nadie está por hacer análisis sesudos ni mucho menos ponderados. Se trata más bien de mantener prietas las filas y las adhesiones y, especialmente, muy viva la aversión al rival. 

Un miembro de la dirección de ERC aseguraba a EsDiario que la manifestación de Colón “Ha sido una merienda de fachas, no lo pueden evitar…”, mientras que un alcalde del PSC hacía hincapié en la ausencia de los barones del PP más moderados y subrayaba que “aunque no están de acuerdo con los indultos, no quieren tener nada que ver con VOX y están viendo cómo su líder, Pablo Casado, se lanza a competir en el espacio de la ultraderecha… se hagan o no fotos con VOX, se entregarán a la ultraderecha con armas y bagajes en cuanto vean una posibilidad de llegar a la Moncloa”.

 

Todo depende del cristal con que se mire, pero cuando se intenta reflejar la realidad a partir de espejos cóncavos y convexos se acaban proyectando figuras grotescas, como grotescos aparecían ayer los testimonios “captados” entre ciertos manifestantes. Argumentos razonados sobre la concesión o no de los indultos pocos o ninguno, pero a cambio, se despachan argumentarios y visceralidad a raudales.