24 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos.

El Supremo confirma que Moncloa mintió en el Delcygate pero no imputará a Ábalos

Los magistrados sentencian que la número dos de Maduro sí se entrevistó con el ministro en suelo español por lo que violó las órdenes de la UE. Pero no ve delito por ello y archiva la causa.

| J.R.V España

La Justicia da carpetazo definitivo al Delcygate y no investigará al ministro de Transportes y número tres del PSOE, José Luis Ábalos, por su entrevista clandestina en el Aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. Pero de paso propina un varapalo jurídico a Moncloa al tumbar la versión oficial defendida por el Gobierno, desde su presidente, a los ministros de Interior y Exteriores, Fernando Grande Marlaska y Arancha González Laya.

Por que el Tribunal Supremo resuelve que la número dos de Nicolás Maduro sí entró en España, desmintiendo la versión oficial del Ejecutivo -en varias respuestas en sede parlamentaria- de que Rodríguez siempre permació en la sala de tránsito del aeródromo madrileño y que allí fue donde se reunió con Ábalos. Los magistrados sentencian así que el ministro desobedeció la prohibición de Bruselas de que la número dos de la dictadura venezolana pise suelo europeo.

El Supremo, sin embargo, ha acordado archivar las querellas presentadas por Vox y el partido Laócratas contra el secretario de Organización socialista por presunta prevaricación por su reunión del pasado mes de enero con la vicepresidenta venezolana.

Consideran los magistrados que la actitud de Ábalos es susceptible de control político pero que de ello no se deriva responsabilidad penal, aunque insiste en que la dirigente bolivariana sí entró en territorio español, vulnerando así las sanciones de la Unión.

La Sala de lo Penal afirma en su resolución que Rodríguez, que tiene la entrada prohibida en el espacio Schengen por la crisis en Venezuela, entró en España desde el momento en que su avión irrumpió en el espacio aéreo español, con independencia de que una vez aterrizada la número dos de Maduro estuviera solo en la zona de tránsito internacional.

Así, el Supremo estima que se vulneraron las sanciones de la UE pero sostiene al mismo tiempo que "las obligaciones derivadas de las decisiones PESC (Política Exterior y Seguridad Común) tienen una naturaleza esencialmente política".

 

 

Las relaciones de Delcy Rodríguez con el PSOE -en especial con José Luis Rodríguez Zapatero- están bajo sospecha desde hace tiempo.

 

Pese a este carpetazo del Alto Tribunal, el Gobierno se enfrenta aún a una investigación de la propia Comisión Europea. El Ejecutivo comunitario acaba de recibir hace unos días un informe de la  comisión de Peticiones del Parlamento Europeo que pide que Moncloa  dé explicaciones por el paso por Barajas de Delcy Rodríguez. La Eurocámara reclama al organismo que preside Úrsula Von del Leyen para que observe también el caso y recabe la información disponible.

Los expertos europeos consideran una obligación legal por parte de los Estados miembro aplicar las sanciones aprobadas por los 27 y de "tomar todas las medidas posibles para evitar la entrada" en suelo comunitario de personas inscritas en una lista de sanciones de la UE.