| 24 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez e Iglesias ante el enésimo incendio en su acuerdo.
Sánchez e Iglesias ante el enésimo incendio en su acuerdo.

Podemos declara la guerra total al PSOE por cruzar "las líneas rojas" del pacto

La formación de Iglesias estalla tras el veto de Calvo a la Ley Trans de Montero y advierte de una respuesta "por la vía de los hechos". Indignación en Ferraz por las maniobras de su socio.

| Javier Ruiz de Vergara España

 

Cuando la portavoz socialista, Adriana Lastra, aludió este martes a la "mucha paciencia" con la que afronta sus relaciones con su socio, Pablo Echenique respondió de inmediato que la paciencia es "mutua".

Pero los morados han puesto especial hincapié 24 horas después en que su paciencia con los socialistas comienza a agotarse. Y para ello han filtrado que el enésimo encontronazo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no es uno más. "Cruza las líneas rojas", ha amenazado la cúpula de Podemos. "Vulnera el acuerdo de investidura", ha advertido. Palabras mayores en un polvorín permanente en el que pocas veces se había llegado tan lejos.

El enfado en el entorno del vicepresidente es mayúsculo. Se siente engañado por el propio presidente. Como informó ESdiario el 27 de enero, en Podemos acusan a Carmen Calvo de sabotear todos los proyectos de Irene Montero en el Ministerio de Igualdad. Más aún, con el próximo escaparate del 8-M en el que los de Iglesias quieren volver a mostrarse como los abanderados de la política feminista del Ejecutivo.

Pero la llamada Ley Trans ha sido la gota que ha colmado el vaso de la dirección morada. Porque se suma a la Ley de Libertad Sexual, la del sí es sí, paralizada por el sector PSOE del Consejo de Ministros. Y a la Ley del Aborto anunciada por el Ministerio de Sanidad para contraprogramar el proyecto que diseña ya el equipo de Montero en Igualdad.

Los diputados socialistas han evitado en el Pleno aplaudir a Iglesias cuando la oposición le acorralaba por poner en duda la democracia en España.

Así que este martes llegó la primera respuesta con la negativa de Podemos a dar su voto afirmativo a la Ley de Igualdad de Trato del PSOE, la Ley Zerolo, improvisada por los socialistas a espaldas de sus socios. No solo eso, Echenique trató de sabotear en los pasillos del Congreso la iniciativa presionando a Esquerra y Más País para que contribuyeran a tumbarla.

Más aún, el portavoz de Podemos llegó a sondear al PP para conocer sus intenciones ante la votación de este próximo jueves. Una actitud que ha provocado indignación en el PSOE por "desleal".

Y 24 horas después, Podemos ha vuelto a la carga. Acusan al PSOE de haber cruzado "líneas rojas" al "bloquear" la tramitación de la última ley de Montero en el Consejo de Ministros.

 

Un sector de la cúpula del PSOE culpa a Adriana Lastra por su incapacidad para atar en corto a los de Echenique en el Congreso.

 

Fuentes gubernamentales reconocen que este asunto representa ahora la principal discrepancia política que existe entre los socios de la coalición, a diferencia de otros debates que representan más bien intentos de los partidos que conforman el Ejecutivo de visibilizar sus diferencias, como puede ser el de la futura Ley de Vivienda o la reforma de las pensiones.

El enfado entre los de Iglesias es mayúsculo y se han encargado de hacerlo público pese al compromiso renovado de lavar en casa los trapos sucios.

A su juicio, se trata del incumplimiento del acuerdo de gobierno "más grave" que se ha producido hasta ahora. Y advierten de que no van a dejarlo pasar. Si hace falta adelantan que lo pelearán "por la vía de los hechos", según fuentes moradas. Que de momento se reservan ir más allá sin aclarar en qué se traducirá esta advertencia con claro formato de amenaza.

El gesto de desaire de la bancada socialista

Buena prueba de que las aguas entre los socios bajan más revueltas que nunca ha sido el insólito gesto de la bancada socialista con Iglesias este miércoles en el Congreso.

Los diputados del PSOE han evitado aplaudir en el Pleno las respuestas del vicepresidente segundo, ante las críticas de la oposición, y ni siquiera Pedro Sánchez, ni la vicepresidenta Carmen Calvo, le han defendido abiertamente cuando se les reprochaban sus dudas sobre la plena normalidad democrática de España.