| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ignacio Aguado
Ignacio Aguado

Ignacio Aguado se va de Ciudadanos lanzando un órdago a Arrimadas

El que fuera vicepresidente de la Comunidad de Madrid ha anunciado su marcha un año y tres meses después del fracaso electoral de Ciudadanos en las últimas elecciones regionales

| ESdiario España

El ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha comunicado este lunes que ha solicitado su baja como afiliado de Ciudadanos, aduciendo que no cree en el proceso de refundación puesto en marcha tras las últimas debacles electorales y lanzando un brutal órdago a la Ejecutiva que lo ha iniciado.

Aguado, que tras las elecciones de Andalucía (cuando Ciudadanos desapareció del Parlamento autonómico) ya pidió públicamente la dimisión de toda la Ejecutiva nacional y la convocatoria de un Congreso Extraordinario, ha explicado que los malos resultados electorales en Andalucía, Cataluña, Madrid y Castilla y León son "motivo suficiente" para que el liderazgo 'naranja' dimitiera de forma inmediata para acordar un "nuevo rumbo y liderazgo" en un Congreso.

Así, ha lamentado que ninguna de las dos cosas sucediera y, en cambio, ha reprochado a la dirección de Ciudadanos por "emprender una huida hacia adelante", que "no comparte", "disfrazada de una refundación" en la que "no cree”. A juicio del ex vice presidente de la Comunidad de Madrid, el "problema" no son ni las ideas ni los principios fundacionales del partido, sino "la ausencia total de estrategia, el desgaste de la marca y la falta de un liderazgo capaz de volver a ilusionar a los votantes". "Para poner remedio a eso, o al menos intentarlo, no hace falta una refundación, sino un Congreso", ha incidido.

En el caso de que la refundación "fuera necesaria", Aguado cree que "tendría que ser impulsada por una nueva Ejecutiva y no por la misma que lleva tres años encadenando un fracaso electoral tras otro". "Lamentablemente, no parece que mi petición o mis argumentos hayan tenido algún tipo de efecto sobre quienes deben tomar estas decisiones", ha agregado, señalando que es algo que "siente de veras”.

En esta línea, ha asegurado que se da de baja como afiliado con "enorme pena" pero también "con la cabeza alta", al tiempo que ha agradecido a compañeros y votantes que confiaron en él para que Ciudadanos figurara en el Parlamento de Madrid y después en el Gobierno de la Comunidad Autónoma. "Mi paso por Ciudadanos acaba hoy, pero mi amor por España y mi empeño por legar a mi hijo un país de ciudadanos libres e iguales seguirán vivos para siempre", ha remachado