18 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pablo Iglesias, en La Sexta

Iglesias se niega a aclarar cuándo dejará de ser diputado por miedo al juez

El líder de Podemos tiene un Plan B para no abandonar el Congreso y, de hacerlo rumbo a Madrid, no exponerse a una imputación en plena campaña electoral.

 

Pablo Iglesias se ha negado a aclarar cuándo renunciará al acta de diputado en el Congreso, si acaso lo llega a hacer, para concentrarse en la campaña electoral de la Comunidad de Madrid como candidato a la presidencia regional por Podemos el próximo 4 de mayo.

La ley impone la incompatibilidad entre ejercer de diputado nacional y autonómico, lo que obliga al líder de Podemos a elegir una de las dos: si fuera cierto que abandona la política nacional en favor de su sustituta en la vicepresidencia, Yolanda Díaz, debería abandonar el Parlamento a la vez que el Gobierno, algo que ni mucho menos ha confirmado.

Solo ha dejado claro que abandonará la Moncloa para la campaña electoral, probablemente a mediados de abril, sin que conste formalmente una renuncia pareja al acta en la carrera de San Jerónimo, lo que responde, según creen en dos partidos de ambos bloques ideológicos consultados por ESdiario, a dos razones distintas y complementarias.

 

"No va a tomar posesión como diputado en la Asamblea de Madrid. Puede hacer la campaña como diputado nacional y, cuando llegue el momento de dejar el Congreso e irse a la Asamblea, no lo hará", explican a este periódico fuentes populares.

"Aunque lo mismo le motive mantener debates con Ayuso, no recogerá el acta y se retira", coinciden desde Más Madrid a preguntas de este periódico. De esta manera, Iglesias hará la precampaña como vicepresidente, diputado y a bordo de un coche oficial, algo que ha soliviantado a todos sus rivales y provocado una denuncia formal del PP ante la Junta Electoral, en la que se recuerda cómo el susodicho criticó al entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, cuando mantuvo unos días el cargo pese a estar claro que encabezaría al PSOE-PSC en Cataluña.

La otra razón

Pero hay otra circunstancia que explicaría que el líder de Podemos no soltara el acta de diputado hasta que, casi en el mismo momento, pudiera recoger la certificación en la Asamblea de Madrid, en el hipotético caso de que de verdad fuera en serio su aventura madrileña. Y es que, si renunciara ya al cargo de diputado, perdería el aforamiento y podría ser imputado sin necesidad de que el Congreso concediera el suplicatorio para ser investigado, exclusivamente, en el Tribunal Supremo.

Si Iglesias dimite como diputado nacional antes de ser autonómico, podría ser imputado en segundos por el juez

Fuentes jurídicas consultadas por ESdiario confirman que al perder la desprotección nacional sin tener aún la regional, el juez García Castellón podría imputarle delitos de denuncia falsa o daños informáticos al menos por el "Caso Dina", que investiga las extrañas circunstancias en que fue sustraída la tarjeta SIM de la actual directora del periódico de Podemos, La Última Hora, y cómo retuvo su contenido durante meses el propio Iglesias.

El magistrado no ha imputado a Iglesias por su falta de capacidad legal para hacerlo: el aforamiento de sus señorías circunscribe al Supremo esa potestad, y para tenerla antes ha de recibir el visto bueno del Parlamento a través de la figura llama "suplicatorio", que levanta de algún modo la "inmunidad" o aforamiento de los diputados y permite que sean investigados por el Alto Tribunal.

 

Iglesias, en el interregno de su salida de la Cámara Baja y su llegada a Vallecas, podría ser en consecuencia imputado por esa pieza o cualquiera de las siete que componen el "Caso Neurona" y sus derivadas, por muy explosivo que seguramente sería hacerlo en plena campaña electoral.

Una jugada de riesgo

En todo caso, haga lo que haga finalmente, su jugada se considera "arriesgada" en toda la Asamblea de Madrid. Cierto es que lograr representación parlamentaria, aunque sea como quinta fuerza, será proclamado como un éxito ante el riesgo cierto de desaparición que pronosticaban ahora los sondeos. "Pero quedar por debajo de Más Madrid también alentará a Errejón a disputar el espacio de Podemos en toda España", concluyen las mismas fuentes.