| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y el Senado, una estrategia de desprecio.
Pedro Sánchez y el Senado, una estrategia de desprecio.

El "jaque" de Feijóo en el Senado descoloca a Sánchez y le arrastra a un dilema

Hasta ahora, el líder del PSOE ha ninguneado la labor de control de la Cámara Alta como ningún presidente antes. Pero la llegada del dirigente popular le obliga a mover ficha también.

| Javier Ruiz de Vergara España

El último movimiento de Alberto Núñez Feijóo, pese a darse por descontado, ha cogido a contrapié tanto a Moncloa como a los estrategas de Ferraz. Porque pocas cosas molestan más a Pedro Sánchez que ver alterados sus planes y a tomar decisiones con las que no contaba.

La presencia permanente de Feijoó en el Senado, y la plataforma mediática que ello conllevará, va a obligar al presidente a elegir entre una disyuntiva: seguir ninguneando a la Cámara Alta como hasta ahora - reduciendo al máximo su presencia en las sesiones de control de los martes- o redoblar su asistencia y batirse el cobre semana tras semana con el nuevo líder del PP.

De la estrategia interés cero de Moncloa con el Senado basta un esclarecedor dato. En lo que va de 2022, transcurridos ya cinco meses, Sánchez tan solo ha confrontado en dos ocasiones con el portavoz popular, Javier Maroto.

Pero Sánchez tiene ahora un problema no previsto. Si sigue obviando a los senadores, se instalará la sensación de que tiene miedo a Feijóo. Una sensación muy peligrosa que se extendería en la ciudadanía cuando el PP crece disparado en las encuestas.

 

Feijóo, en su última sesión de control en el Parlamento de Galicia, que ahora replicará en el Senado.

 

Si se bate en duelo martes a martes con el jefe de la oposición, asumirá el riesgo de evidenciar sus carencias. Cabe recordar además que en el Senado los turnos de intervención y réplica son más largos que en el Congreso - cinco minutos- y los suelos dialécticos son mucho más visibles y determinantes. Y que el político gallego está acostumbrado a este formato por su duelos a cara de perro en el Parlamento de Galicia.

 

La llegada de Feijóo al Senado va a dar un impulso desconocido hasta ahora en una Cámara anodina.
De hecho, una de sus primeras decisiones cuando asuma su escaño en el Palacio de la Plaza de la Marina Española será revolucionar su grupo parlamentario.

24 de mayo: ¿Primer cara a cara?

De hecho, este lunes en su intervención ante su Comité Ejecutivo, Feijóo ha revelado que tomará posesión de su escaño en la Cámara Alta la semana del 23 de mayo. Por el momento, este lunes han formalizado ya su renuncia los hasta ahora senadores del PP por designación autonómica del Parlamento de Galicia, Juan Carlos Serrano y Elena Muñoz Fonteriz, un paso que deja vía libre a la llegada al Senado del líder popular y del vicesecretario de Organización del partido, Miguel Tellado.

Si al final Sánchez decide acudir esa semana al Senado -la última vez que lo hizo fue el 26 de abril- ambos podrían mantener el 24 de mayo en el Pleno de la Cámara su primer duelo parlamentario.

En el PP se da por hecho que después Javier Maroto dará un paso al lado. Y que las dos favoritas para sucedederle son dos mujeres: la exalcaldesa de Huesca Ana Isabel Alós y la senadora por Melilla, Sofía Acedo.