| 10 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Cuatro grupos parlamentarios darían a Podemos una fuerza inusual en el Congreso.
Cuatro grupos parlamentarios darían a Podemos una fuerza inusual en el Congreso.

A Podemos se le ve el plumero con la treta para controlar el Congreso

La creación de grupos parlamentarios paralelos al del partido morado con sus socios no es sólo un compromiso interno podemita sino una maniobra para sacar provecho político y económico.

| Miguel Blasco España

La insistencia de Podemos por sacar adelante cuatro grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados no sólo responde a los compromisos internos del partido con sus socios catalanes, gallegos y valencianos sino también a una treta para copar, con 69 diputados, la propia estructura de funcionamiento del hemiciclo. 

De ahí el interés y las presiones al PSOE para que apoye la formación de cuatro grupos parlamentarios ligados a Podemos. De esa forma, además del propio grupo morado como tal, los gallegos de En Marea, los catalanes de En Comú Podem y los valencianos de Compromís-Podem contarían con sus propios grupos parlamentarios. 

La situación es compleja e Iglesias aprieta para formalizar la posibilidad. No sólo tiene que responder ante sus socios -la condición de creación de los grupos fue marcada para la concurrencia conjunta en las generales- sino también por puro interés en el día a día en el Congreso. 

La valoración de Podemos es que cuatro grupos parlamentarios que marchasen por separado pero golpeasen de forma conjunta permitirían al partido morad copar el Congreso.

cuatro grupos parlamentarios que marchasen por separado pero golpeasen de forma conjunta permitirían al partido morado copar el Congreso

Con cuatro grupos independientes, los ejes del discurso de Podemos contarían con mayores tiempo de intervención en plenos y comisiones, garantizarían una mayor dureza en las sesiones de control al Gobierno y una mayor capacidad a la hora de presentar iniciativas. 

Además, otro aspecto no desdeñable, el económico, también le daría mayores alegrías a Podemos. Si se calcula que el grupo parlamentario morado recibirá una asignación mensual cercana a los 100.000 euros, con otros tres grupos esa cifra podría doblarse. 

De esa manera, el grupo puro y duro de Podemos conservaría integra la subvención y los otros grupos, cada uno en base a sus diputados, recibiría las suyas propias.