| 18 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La dirección nacional del PP desconfía de las intenciones de Ayuso.
La dirección nacional del PP desconfía de las intenciones de Ayuso.

Ayuso reivindica su derecho a liderar el PP de Madrid: Tengo el apoyo necesario"

La presidenta madrileña hace oficial su intención de presentar su candidatura, pese a los intentos de Génova 13 de quitarle la idea de la cabeza. Por las buenas y por las menos buenas.

| A.I.M. España

Lo que hasta ahora había sido un anuncio extraoficial hecho por su entorno, este viernes se convirtió en oficial. Isabel Díaz Ayuso ha confirmado su intención de presentar su candidatura para presidir el PP de Madrid

De nada han servido los intentos de la dirección nacional por poner diques al mar. Ni por las buenas, apostando por una tercera vía encarnada por Ana Camins; ni por las malas, empujando al alcalde José Luis Martínez Almeida a una batalla que él no querría dar. 

 

Díaz Ayuso tiene la decisión más que tomada, como ella misma anunció este viernes en Toledo. Y tiene el "apoyo necesario", sostuvo. "Hay que devolver la normalidad al partido", reflexionó, en alusión a la interinidad en la que vive sumido el PP de Madrid desde que en abril de 2018 Cristina Cifuentes dimitió por el caso máster. Solo unas semanas después de haber sido elegida en el Congreso regional.

"Y quiero dejar claro que, si soy presidenta, el alcalde de Madrid tendrá las manos libres para hacer el trabajo que está haciendo", añadió. 

Como contó ESdiario el viernes 3 de septiembre, a la dirección nacional no le ha gustado nada que el melón del Congreso regional del PP de Madrid se haya abierto tan pronto, cuando quedan al menos ocho meses para que se convoque -dicen-. O incluso más, porque en la planta noble de Génova 13 están dispuestos a posponerlo lo que haga falta. 

El entorno de Pablo Casado no quiere que Díaz Ayuso presida a la vez la Comunidad de Madrid y el partido, como ocurrió con Esperanza Aguirre (y, durante unas semanas, con Cifuentes).

La explicación oficial es que el partido funciona mejor si está en manos de alguien dedicado a tiempo completo a él. Pero la realidad es que en la dirección nacional temen que la presidenta madrileña quiera moverle la silla a Casado y sucederle en un futuro no muy lejano.