23 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Alberto Garzón y Pablo Iglesias, en un acto conjunto el año pasado

Alberto Garzón defiende un referéndum de independencia y otro contra el Rey

Otro ministro de Sánchez se suma a la ofensiva contra la Constitución y pone en solfa dos de sus pilares básicos con el respaldo sin fisuras al independentismo.

| Yolanda Lorenzo España

Alberto Garzón juró su cargo miembro del Gobierno del "Reino de España" ante el Rey la Constitución, pero ninguno de ambos le parecen dignos de defensa institucional. Al contrario, ha avalado de manera pública, en una entrevista en la emisora Catalunya Radio, dos propuestas que socavan directamente sendos pilares del régimen democrático vigente.

De un lado, ha respaldado la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, a sabiendas de su ilegalidad e inconstitucionalidad: la Carta Magna no prevé votaciones sobre la unidad territorial de España ni la posibilidad de que algo así pueda hacer limitando la votación a una parte del país.

Pese a ello, el ministro de Consumo, diputado por Unidas Podemos y líder de IU, ha sido claro al respecto: esa consulta, exigida por el independentismo y ya celebrada de manera unilateral el 1-O de 2017, sería para Garzón un "elemento útil".

 

 

"Tenemos que contemplar las vías que permiten que la población sea consultada, sabiendo que es posible que no haya una posición sin matices entre independentistas o centralistas", ha asegurado para respaldar la postura de ERC y Junts que, al ser aplicada, provocó la sentencia por sedición de Oriol Junqueras y la fuga de Carles Puigdemont.

Sobre esto, por cierto, Garzón reclamó también la exoneración de los líderes secesionistas, relacionado una supuesta solución al problema con su salida de prisión: "No va a haberla si siguen estando en prisión", aseveró.

Contra el Rey

En la misma línea de desafío a la Constitución desde el seno del Consejo de Ministros, el titular de Consumo se sumó a la línea de ataques a la Corona, extendiendo a Felipe VI su receta para el conflicto catalán y defendiendo otro referéndum sobre el sistema político vigente en España.

Garzón defiende a la vez que se vote la independencia y que se busque la fórmula para acabar en una República

Garzón no se opuso a otro referéndum sobre el modelo institucional que pudiera cambiar la Monarquía Parlamentaria por una República, y todo lo más señaló que esa supuesta consulta no era "urgente" en estos momentos de galopante crisis económica y sanitaria.

Aún más, pese a reconocer que este debate no se "va a solucionar" formulando una pregunta cuya respuesta sea "sí o no", defendió abrir ese melón en "público", aunque sea "complejo", e incluso "ir más allá de la consulta a la población.

"La vertiente republicana"

A su juicio, el modelo de Estado tiene que servir para resolver las crisis "ecológica, sanitaria, económica y territorial". "Ahí entra esa vertiente republicana que tiene que ver más con el modelo de país, con la rendición de cuentas que con la Jefatura del Estado", ha explicado Garzón.

Sus palabras se suman a una ofensiva en toda regla de Podemos contra la Monarquía, defendida tibiamente en público por el PSOE mientras, al mismo tiempo, no reprende a su socio e incluso anuncia una Ley de la Corona para limitar aún más el papel de Felipe VI.