04 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
El expresidente Zapatero en un acto.

"Zapa, alimaña": Interior intercepta una sexta carta con balas para Zapatero

Los peores temores de los expertos de la Policía se han materializado. Las consecuencias de hacer públicas las amenazas para rentabilizarlas ponen en jaque a los responsables de la seguridad

| J.R.V España

Los sistemas de seguridad de Correos han intervenido este miércoles una sexta carta amenazante dirigida al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que contenía en su interior dos cartuchos de arma de fuego, han confirmado fuentes del Ministerio del Interior.

Isabel Díaz Ayuso lo afirmó categórica al valorar el sobre amenazante interceptado para ella en la central de Correos de San Cugat del Vallés, en Barcelona. "Solo buscan su minuto de gloria".

La presidenta madrileña auguró además un efecto llamada, derivado de la utilización por parte de PSOE y Podemos de los envíos a Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, para tratar de dar la vuelta a las encuestas del 4-M.

La tesis de Ayuso es la misma que han mantenido, y trasladado a sus responsables políticos, los responsables de la Policía y la Guardia Civil. Hacer públicos estos fallos de seguridad hacen más vulnerable al Estado. Este miércoles, ha llegado una nueva prueba del caos generado por la decisión del Ministerio del Interior de publicitar la llegada de los tres primeros sobres con balas de CETME.

 

Según ha revelado La Sexta, las dos balas iban acompañadas de un manuscrito que dice: "Zapa, alimaña dañina, insulsa, ignorante que hizo y sigue haciendo tanto daño a España. Ojalá le revienten las meninges por las cejas".

 

Foto del envío a Zapatero (La Sexta).

 

Como en las anteriores ocasiones -los tres primeros sobres contra Iglesias, Marlaska y Gámez; el siguiente contra la ministra Reyes Maroto; y los remites a Ayuso y de nuevo a la responsable de la Guardia Civil-, los hechos han sido ya puestos en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La carta se ha detectado precisamente pocas horas después de los sobres remitidos a la presidenta de la Comunidad de Madrid y a la Dirección General de la Benemérita.

En este sentido, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha advertido de que todas estas cartas  constituyen "hechos graves" que deben ser investigados por las fuerzas de orden y la Justicia. No obstante, el número dos de Interior ha rechazado hablar de "efecto contagio".

Imagen del escáner de Correos con los tres primeros sobres a Marlaska, Iglesia y Gámez.

 

Pérez ha trasladado su "respeto" tanto al trabajo de la Policía Nacional como de la Guardia Civil, que tienen "la obligación" de investigar lo ocurrido, y ha apelado a dejar actuar a los cuerpos de seguridad y a la Justicia, sobre todo después de que alguno de estos casos ya "se ha judicializado".

"Tenemos que ser especialmente respetuosos con lo que se comunica", ha enfatizado. Obviando que, en el caso del envío a la ministra Reyes Maroto, el anuncio lo realizó en un mitin de partido la propia número dos del PSOE, Adriana Lastra.

 

Imagen del sobre recibido por la ministra de Industria, Reyes Maroto.

 

En enfado entre los responsables policiales no deja de crecer. De momento, Interior ha reforzado la escolta a los seis candidatos a los comicios del 4-M. Y tras la nueva amenaza a Zapatero, el presidente del Gobierno ha salido a la palestra para instar a "detener la espiral de odio".

"Esas balas van dirigidas contra la convivencia, contra la democracia. Debemos detener esta espiral de odio que ataca directamente a nuestros valores. No permitamos que la rabia se instale en la sociedad", ha reclamado el inquilino de Moncloa.

Mientras, en Correos también se disponen a reforzar aún más la seguridad privada en sus principales centros de distribución. Porque la Policía da por hecho que este tipo de amenazas se van a multiplicar en los siete días que restan hasta la cita con las urnas madrileñas.