09 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Carolina Darias

El puente suspende la vacunación de Astrazeneca con media Europa reanudándola

Sanidad se toma el puente festivo, que no es nacional, y no suministrará la vacuna más polémica con 900.000 personas esperando aún la segunda dosis.

| Javier Rodríguez España

 

España no reanudará la vacunación con la controvertida AstraZeneca hasta el próximo miércoles, pese a que media Europa la reanuda este mismo viernes: Italia o Francia, entre otros, han decidido volver a administrarla después de que la Agencia Europea del Medicamento diera el visto bueno al antídoto inglés, sumido en una polémica por sus supuestos efectos secundarios peligrosos.

La razón de ese retraso es, según reconocen a ESdiario fuentes sanitarias, la imposibilidad de retomar la senda de vacunación en pleno puente festivo de San José, que no es nacional y solo afecta a comunidades como Madrid, Galicia o Valencia.

Esa misma "justificación" se alega para saltarse la difusión de datos de contagios, fallecidos u hospitalizaciones este viernes: ni habrá comparecencia ni se ofrecerá la estadística ya hasta el lunes, algo que tampoco tiene precedentes en Europa, donde se da cuenta del balance de la pandemia incluso los fines de semana.

La suspensión hasta el miércoles de la vacunación con AstraZeneca demora la recepción de la segunda dosis a 900.000 ciudadanos que ya había recibido la primera entrega, en un contexto de ralentización de la campaña general sustentado en el último dato oficial difundido por el Ministerio de Sanidad: solo 1.8 millones de ciudadanos están inmunizados por completo, muy lejos de las cifras necesarias para llegar al 70% de inmunidad general que el Gobierno fijó para este verano.

 

El contrasentido entre la baja vacunación, el retraso por el puente y la diferencia con otros países que hoy mismo retoman la administración de AstraZeneca se pretende resolver desde Sanidad apelando a un argumento peregrino para tapar la evidencia de que hasta en un asunto tan delicado las fiestas priman sobre la salud pública.

"Las comunidades autónomas necesitarán un día entre la reunión y el reinicio de la campaña de vacunación para volver a coordinar las llamadas telefónicas a los pacientes", ha dicho en las últimas horas la ministra de Sanidad en persona, Carolina Darias, a modo de cierta disculpa.

Y todo ello en medio de un problema profundo de credibilidad de esta vacuna entre la opinión pública, pese a que en toda España solo se han detectado tres casos sospechosos, uno con resultado de muerte de una profesora de 43 años en Málaga. En toda Europa, se han registrado unos veinte ejemplos entre los 17 millones de vacunados.

Casi toda Europa reanuda el viernes la vacunación "inglesa", pero Sanidad se toma el puente festivo

En ese sentido, y a falta de que se precise al 100% cómo se administrará en adelante la vacua inglesa, la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), María Jesús Lamas, ha avanzado que se ha establecido que, a partir de ahora, la ficha técnica de la vacuna de AstraZeneca contemple indicaciones sobre estas posibles trombosis principalmente en personas menores de 55 años y mujeres. Asimismo, se va a remitir una carta a los sanitarios sobre los síntomas que se debe tener en cuenta una vez se administren estas dosis.

¿Y los mayores de 65 años?

En el prospecto se incluirán nuevos posibles efectos adversos y frecuentes a los 14 días de administrarse la vacuna, como dolor de cabeza persistente que podría ir acompañado de otros síntomas neurológicos, por ejemplo; dolor abdominal persistente; inflamación repentina en piernas o brazos; y dolor en el pecho. "Serían todos síntomas para acudir al médico y notificar que se ha administrado la vacuna", ha apuntado la directora de la Aemps.

Pero falta por definirse a si en las próximas horas o días puede haber alguna variación o si se va a levantar el otro veto que, según la semana, ha pesado sobre AstraZeneca en mayores de 65 años: técnicamente ya está aprobada también la administración en ese segmento de edad, pero todo el plan general está inmerso en una nebulosa que hasta el lunes no se disipará del todo.