25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
María Jesús Montero.

Montero califica de "valentía" indultar a los autores del golpe del 1-O

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno de Pedro Sánchez asegura que los catalanes "merecen tener un escenario de estabilidad política y tranquilidad".

| C.Novo España

El Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez ha iniciado el año 2021 de la misma manera que la acabó: allanando el terreno para que el indulto a los autores del golpe de Estado en Cataluña del 1 de octubre de 2017 se convierta en un trágala para todos los españoles que confían en un Estado de Derecho firme frente a los ataques ilegales a la Carta Magna y a la unidad de España.

 

Si el lunes fue el  ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el martes, el propio presidente del Gobierno, durante su balance del año 2020, los que abrieron la puerta a la concesión de dichos indultos, este primer día del año 2021 ha sido ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, la encargada de lanzar el mensaje de que saltarse la ley puede salir gratis en España.

Así, Montero ha destacado que el Ejecutivo "siempre ha sido valiente" a la hora de afrontar el "conflicto político" en Cataluña, y ha confirmado que quieren darle a esta situación "un cauce de diálogo" y "encontrar una solución consensuada", tras ser preguntada sobre si finalmente el Gobierno concederá el indulto a los independentistas catalanes presos.

"El Gobierno va a cumplir con su compromiso de su acuerdo de investidura de intentar una solución dialogada, para un conflicto en Cataluña que dura ya demasiado tiempo", ha recalcado, en una entrevista concedida a Europa Press, tras ser preguntada sobre esos posibles indultos, sin aclarar cuál será la decisión del Gobierno al respecto.

La ministra ha pedido respetar el procedimiento y no adelantar acontecimientos sobre la tramitación de esos indultos solicitados para los condenados por el 'procés', porque todavía no han llegado a la mesa del Consejo de Ministros, y siguen siendo objetivo de los informes correspondientes.

Eso sí, ha querido añadir que, "una vez constatado el respeto absoluto al procedimiento y a la legalidad", el Gobierno "siempre ha sido valiente a la hora de plantear que este país tiene que afrontar los conflictos y retos que, a pesar de la pandemia, siguen latentes".

"Que en este momento todos hayamos puesto la prioridad en lo que teníamos que poner, que es salvar vidas e intentar que el tejido productivo no se cayera, no puede obviar que tengamos desde más tiempo del que nos hubiera gustado una situación de conflicto político en Cataluña a la que el Gobierno quiere dar cauce de diálogo y quiere encontrar una solución consensuada", ha defendido.

Según Montero, esta es la premisa que "siempre" han trasladado "como un compromiso", porque consideran que "no es bueno que se enquisten los problemas" ni recurrir a la "política de avestruz de esconder la cabeza" que, a su juicio, practica el PP y que es responsable de la situación. "A una situación que a ninguno nos hubiera gustado ver en Cataluña, piense cada uno como piense", ha apostillado.

"Creo que los catalanes merecen tener un escenario de estabilidad política y tranquilidad y no de permanente crispación porque a algunos les interese moverse en esta polarización", ha defendido.

En este sentido, ha insistido en que lo que quiere el Gobierno es "que este país transite en la paz, en la armonía y en la capacidad de entendimiento" y de "reconocimiento al diferente, en la pluralidad de todas las sensibilidades que cohabitan" en España. "Y el que no quiera aportar, al menos que no estorbe", ha añadido.

 

"El conjunto de la ciudadanía quiere convivencia en paz"

Preguntada sobre si cree que la mayoría de los españoles entenderían que se les concedieran los indultos a los presos independentistas, Montero ha insistido en que no hay que "anticipar ninguna posición" y que "lo importante es que los procedimientos sigan su camino".

No obstante, ha asegurado que está segura de que "la aspiración del conjunto de la ciudadanía en España es a una convivencia en armonía y en paz". "A eso aspiramos todos, vivamos en Andalucía o en Cataluña, y mucho más en Cataluña, cuando ha habido crispación social en los últimos tiempos y hay una cierta fatiga de la sociedad catalana de vivir permanentemente en la bronca", ha manifestado.

A este respecto, ha defendido que "hay una realidad que no se puede ocultar respecto a las sensibilidades que cohabitan en Cataluña", y ha lamentado que "desgraciadamente" los gobiernos que ha habido hasta ahora en Cataluña "no han atendido esa sensibilidad" ni "han dado un marco de convivencia que permitiera que todo el mundo se sienta satisfecho".

 

"El Gobierno de España, desde el primer momento, ha querido contribuir a que realmente sigamos conviviendo como siempre hemos hecho, sabiendo que no somos idénticos, que todos somos distintos, que en vez de construyendo una sociedad excluyente, que es lo que venía haciendo el PP, tenemos que construir una sociedad inclusiva", ha reivindicado.