| 26 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Rey, este domingo, en Santiago de Compostela.
El Rey, este domingo, en Santiago de Compostela.

El Rey reivindica a la Corona como pieza crucial del futuro de España

Don Felipe, acompañado de doña Letizia, la princesa Leonor y la Infanta Sofía, ha presidido la tradicional ofrenda al Apóstol Santiago.

| C. Novo España

 

Este domingo, en Santiago de Compostela, los Reyes, acompañados de sus hijas han presidido la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago, Patrón de España, una ceremonia instituida en 1643 por Felipe IV y a lo largo de los años se mantuvo la tradición de que Reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades invocaran al Patrón de las Españas los beneficios divinos para las tareas humanas.

 

Este año había mucho interés por conocer las palabras del monarca en un día tan señalado, tras un año difícil para la Corona, marcado por el acoso del ala podemita del Gobierno de Pedro Sánchez y de sus socios independentistas catalanes, así como por los indultos a los golpistas del 1-O que Sánchez ha hecho firmar a don Felipe.

En su discurso, VI ha destacado que el Apóstol Santiago "simboliza la unidad" y ha definido España como "una nación vinculada por el pasado, por el presente y por el futuro", a la par que ha reivindicado el papel de la Corona como "puente entre pasado, presente y futuro".

"Continuidad de nuestra Nación"

"Simboliza la continuidad de nuestra Nación en la historia como comunidad política, cultural y humana", ha proclamado el Rey, que en la parte de su invocación al Apóstol, patrón de España, leída en lengua gallega, se ha referido a las "lenguas y culturas" de España, que es "una obra colectiva en la que los sueños de muchos antepasados se plasmaron en una convivencia democrática".

 

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus también estuvo presente en la invocación al Apóstol de Felipe VI, para quien estos meses de pandemia constituyen "una de las experiencias más duras" que los ciudadanos llevan en la memoria. A su juicio, la solidaridad ciudadana en estos momentos constituyen "faros que alumbren" y que marcan "la dirección en la oscuridad".