| 24 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso.
Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso.

Sondeo ESdiario: el PSOE se hunde por la tardía reacción de Sánchez al Covid-19

El partido del Gobierno cae a un nivel de intención de voto -el 24,5%- que no conocía desde que estaba en la oposición. Ni su affaire con los independentistas le castigó tanto.

| A.I.M. España

 

Aunque con la boca pequeña, Pedro Sánchez sí reconoció este miércoles en el Congreso algún error en la gestión de la crisis del coronavirus, que ya es más que lo que había hecho hasta ahora. 

Lo cierto es que el Covid-19 está siendo muy dañino para el presidente del Gobierno en términos políticos. Aunque en las últimas horas ha intentado embridar una situación que se había desbocado, su tardanza en reaccionar han hundido al PSOE a niveles que no padecía desde que estaba en la oposición en tiempos de Mariano Rajoy

Una encuesta elaborada por Demoscopia y Servicios para ESdiario refleja que los socialistas caen en intención de voto hasta el 24,5% y reducen su distancia con los populares (23,4%) a apenas 1,1 puntos. Por su parte, Vox, que llevaba semanas pidiendo algunas medidas que después se han adoptado (declaración del estado de alarma y cierre de fronteras), sigue ocupando la tercera plaza con el 14,5%; Unidas Podemos le sigue a ocho décimas con el 13,6% y Ciudadanos está en el 8,3%.

El batacazo del PSOE es enorme, teniendo en cuenta que el CIS de febrero otorgaba a Sánchez el 30,9% de los votos ante unas hipotéticas elecciones, y el de enero el 30,4% (frente al 18,9% y el 19,9% de Pablo Casado, respectivamente).

 

Así pues, ni sus pactos con Unidas Podemos y sobre todo con los independentistas, ni la famosa mesa de negociación, y ni siquiera su acercamiento a Bildu (con quien la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ya se ha fotografiado dos veces) provocaron a los socialistas el daño colateral que puede provocarles en Covid-19. 

Porque ésa es la razón. De hecho, un 22,8% de los encuestados considera que el Gobierno está gestionando "muy mal" la crisis del coronavirus, confinando a 47 millones en sus casas una semana después de que el mismo Ejecutivo alentara y participara activamente en las multitudinarias manifestaciones del 8M. Otro 24,6% cree que lo ha hecho "mal" y el 16,8%, "regular". 

Solo el 21,4% afirma que el Ejecutivo liderado por Sánchez ha actuado "bien" con su anuncio en diferido del estado de alarma y ordenando el cierre de las fronteras (de momento solo las terrestres) a rastras, cuando ya otros países de la UE habían adoptado esta medida drástica. El 14,4% restante no sabe o no contesta. 

 

 

¿Y qué opina la ciudadanía sobre el papel de la oposición? Casado reiteró este miércoles su apoyo a Sánchez aun cuando ve algunas lagunas en el plan de choque de 200.000 millones de euros que el Estado ha movilizado (sobre todo en lo relativo a los autónomos). "Va a encontrar más lealtad en nosotros que en sus propios socios de gobierno y de investidura", le dijo. 

A mayores, todos los presidentes regionales del PP garantizaron el domingo a Sánchez por videoconferencia su lealtad y colaboración. Y si el Gobierno decide prorrogar el estado de alarma más allá de 15 días (es evidente que lo hará), ahí estará también Casado.

Para el 21,8% de los encuestados la oposición se está comportando "bien"; para el 36,3%, "regular"; para el 15,8% "mal" y para el 7,4% "muy mal". El 18,7% restante no sabe o no contesta.

 

El sondeo deja un dato tan realista como preocupante: el 36,8% de los encuestados teme perder su puesto de trabajo en los próximos tres meses, cuando se multiplican los ERTE (SEAT para 14.800 trabajadores, Ford para 7.400, Air Nostrum para 1.400...) y el Ejecutivo ha decidido flexibilizar los expedientes de regulación temporal de empleo. Por contra, el 44,1% cree que su puesto está a salvo. 

Y lo que es peor: como auguró el propio Sánchez este miércoles, "lo más duro está por llegar".