| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sánchez y Aragonés, en su último encuentro en Barcelona.
Sánchez y Aragonés, en su último encuentro en Barcelona.

Aragonés amarga la fiesta a Sánchez y vuelve al raca raca: amnistía y referéndum

Apagados los focos del Debate de la Nación y silenciados los aplausos de los suyos, al presidente se le aparecen los viejos problemas y sus deudas pendientes con sus avalistas.

| Miguel Blasco España

Han sido 48 horas de anuncios, chequera pública y mucho gratis total para Pedro Sánchez. Pero acabado el Debate de la Nación llegan los viejos problemas, las deudas pendientes y la evidencia de que la realidad tumba siempre a la propaganda. Ahí está el independentismo catalán para demostrar que la política de apaciguamiento del presidente del Gobierno no ha servido para nada y que Esquerra vuelve a las andadas. Y, en estas, llega Pere Aragonés a La Moncloa este viernes.

El presidente de la Generalitat ha anunciado este miércoles que en la reunión que mantendrá el viernes con Pedro Sánchez exigirá "medidas concretas que reviertan la represión" y sirvan para avanzar en la resolución del "conflicto catalán".

En declaraciones a los medios tras reunirse con un grupo de jubilados de Macosa-Alstom afectados por el amianto, ha defendido que en el encuentro insistirá en la amnistía y en un referéndum de autodeterminación como soluciones al conflicto y a partir de aquí está dispuesto a escuchar las propuestas que pueda plantear el Gobierno.

 

Sin embargo, ha advertido de que, más allá de las palabras y los compromisos, es el "momento de pasos concretos en la reversión de la represión" y para que la ciudadanía de Cataluña pueda decidir su futuro.

"Más allá de las buenas palabras que quizás oiremos, más allá de compromisos genéricos, la importancia son los pasos concretos. Por lo tanto, el resultado de esta reunión y las que tengan que venir se medirán por los pasos y los compromisos concretos", ha afirmado.

Aragonés ha explicado que llevan tiempo trabajando estas cuestiones, por lo que cree que en las próximas semanas deben llegar acuerdos concretos: "Es el momento de los acuerdos y de que el diálogo no se quede solo en buenas palabras, sino que se concrete en hechos", y ha dicho que están abiertos a cualquiera que quiera sumar para lograr estos objetivos, en alusión velada a Junts, que de momento rechaza sumarse a la mesa de diálogo.

Moncloa allana la cita usando a la Abogacía

Mientras, el Gobierno se ha puesto manos a la obra para allanar la cita de este viernes. Lo ha hecho, una vez más, recurriendo a la Abogacía General del Estado y su polémico papel sobre los indultos a Oriol Junqueras y compañía.

La Abogacía ha enviado al Tribunal Supremo su escrito de oposición a los recursos formulados por Ciudadanos, PP y Vox, entre otros, contra los indultos concedidos a los condenados por el 'procés' para rechazar que se traten de un "artificio", reivindicando que fueron legales porque se fundamentaron en la "utilidad pública" que supone este perdón para "la convivencia democrática y la paz social en Cataluña".

En un escrito de 57 páginas, los Servicios Jurídicos del Estado piden rechazar los recursos aseverando que los indultos cumplieron "los cánones marcados por la doctrina de ese alto tribunal", ya que se siguió el procedimiento legalmente establecido y la decisión de otorgar el perdón "está perfectamente motivada"..

"La razón que subyace al indulto es, como ya se ha dicho muchas veces, el efecto favorable que puede generar a la convivencia democrática y paz social en Cataluña el perdón de la pena de prisión a los condenados", fija Abogacía.