| 01 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

Ayuso desafía a Sánchez con menos impuestos y más gasto en Sanidad

El Consejo de Gobierno aprueba el proyecto de presupuestos para 2023 con unas cifras "históricas" volcadas en la Sanidad y la Educación y bajando los impuestos.

| Andrea Jiménez España

La Comunidad de Madrid aprueba este miércoles unos presupuestos "históricos". Serán las cuentas públicas más altas y se volcarán en la Sanidad y la Educación, además de ayudar a pymes y autónomos. Todo ello, manteniendo la política de rebajar impuestos que ha marcado Isabel Díaz Ayuso.

En concreto las nuevas cuentas que este miércoles verán la luz en la Puerta del Sol alcanzarán los 25.738 millones de euros, un 11,7% más que el año anterior, con un inversión "histórica", ya que, según han adelantado fuentes del Gobierno regional, se destinarán casi nueve de cada diez euros a políticas sociales, tras experimentar una subida de más de 2.700 millones de euros en esta área.

La Sanidad será quien gestione la mayoría de ese importe con 9.789,6 millones, un 38% del total y un 11,4% de aumento con respecto a las anteriores cuentas, tras crecer en 1.000 millones que serán destinados a "Atención Primaria y la reducción de las listas de espera".

Por su parte, la Comunidad de Madrid invertirá en Educación 6.279,9 millones, un 9,1% más que el anterior ejercicio presupuestario, que le permitirá aumentar "las plazas públicas, las becas y ayudas a comedor, así como la mejora salarial de los docentes".

Asímismo, y siguiendo con las políticas sociales, en el área de Familia, Juventud y Política Social se aumenta el presupuesto un 11,8% respecto a 2022, hasta llegar a 2.450,6 millones, con 150 más destinados a las residencias de mayores y 24 para el Plan de Natalidad, un plan en el que destaca una de las medidas anunciadas por Ayuso, el 'cheque bebé', una ayuda de hasta 14.500 euros para fomentar la maternidad en mujeres menores de 30 años y con ingresos anuales inferiores a los 30.000 euros.

 Al mismo tiempo el Ejecutivo regional congelará las tarifas de los abonos transportes, que serán gratuitos para los 1,2 millones de madrileños mayores de 65 años desde el próximo 1 de enero, manteniendo, también, la tarjeta mensual para niños de cuatro a seis años que no pagarán para usar el transporte público.

Pero además, estas medidas irán acompañadas de una importante bajada de impuestos, como la deflactación del IRPF que tendrá efecto en la próxima declaración de la renta o la ampliación hasta el 25% de la bonificación del impuesto de Sucesiones y Donaciones para hermanos y tíos y sobrinos.

De esta forma, la presidenta madrileña da luz verde a unas cuentas que conjugan un importnte gasto público en materias importantes, pero que evitan asfixiar a los ciudadanos para costearlos. Aún así, no será efectivas de forma inmediata, sino que serán enviadas a la Asamblea de Madrid, donde tendrán que contar con el apoyo de Vox para salir adelante.