| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sánchez, entre Page y Lambán
Sánchez, entre Page y Lambán

Los barones enseñan los dientes por la financiación tras rendirse ante Sánchez

La sumisión de los barones socialistas a los pactos de Sánchez con ERC empieza a romperse: dos de ellos ya advierten que sus regiones no pueden pagar la fiesta.

| Yolanda Lorenzo España

Hace dos semanas, por si había alguna duda, los barones regionales del PSOE entregaron la "cuchara" definitivamente a Pedro Sánchez, en un Congreso Federal resumido, a esos efectos, en la imagen de Felipe González abrazándose a su sucesor: si el líder moral de la "resistencia" interna daba ese paso, el resto no podía ser menos. Y no lo fueron.

El entusiasmo de Guillermo Fernández Vara hace siete días, jaleando a Sánchez en su reelección como líder de los socialistas extremeños, coronaba la "rendición" de quienes un día sonaron como muro de contención de la deriva del PSOE hacia Podemos y el independentismo: no quedaba ya nadie para arriar la bandera del constitucionalismo clásico ni para romper la falsa imagen de que se puede estar con la socialdemocracia y con Bildu a la vez.

 

Pero algo se ha movido en las últimas 48 horas. Y el dinero es la razón. Al menos dos barones del PSOE, el reelegido Emiliano García Page en Castilla-La Mancha y el aragonés Javier Lambán en Aragón, han mostrado su abierta disconformidad con lo que se les viene encima a sus regiones si prosperan los Presupuestos Generales del Estado y se consagra un dato espeluznante: Cataluña recibiría un 83% de financiación más que Madrid, per cápita.

Todos saben que Ayuso tiene razón, según confiesan en su entorno a ESdiario, aunque no lo digan por razones obvias y busquen un equilibrio entre el respeto a la estrategia contra Madrid, defendida con entusiasmo por el valenciano Ximo Puig, y el agravio para premiar a Cataluña que pueden pagar al final ellos mismos.

 

Casi todos saben que Ayuso tiene razón en la financiación, pero solo Page y Lambán ven las orejas al lobo en sus regiones

Y ese agravio llegaría también a sus Comunidades. Y lo saben. En ese sentido, el runrún del socialismo regional empieza a sonar y no parece sencillo que se acalle: las cuentas públicas, incompatibles de antemano con la realidad del PIB español corregido por todas las instituciones, no le van a permitir a Hacienda cuadrar el círculo expansivo en Cataluña y corregir la infrafinanciación de otros territorios.

Page ya ha hecho una advertencia en su Congreso: "Que nadie me ponga a prueba, entre los intereses de mi partido y los de mi tierra, siempre voy a poner por delante a los de Castilla-La Mancha", dijo tan solemne como acostumbra en Toledo, aunque luego no remate en Madrid.

Contra María Jesús Montero

Y Lambán otra, a raíz de unas declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en las que no incluía a Aragón entre las Comunidades necesitadas de una mejora financiera: "Nosotros discrepamos absolutamente con la ministra en ese planteamiento, creo que ella no es conocedora de la realidad de las distintas comunidades autónomas. Nosotros también estamos infrafinanciados y, por tanto, preveo que sobre este asunto tendremos un debate muy profundo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera".

 

Pero de la compleja digestión que tiene para los barones este asunto, donde se mezclan la obediencia debida al líder, con el discurso para sus ciudadanos, dan cuenta otros silencios difíciles de sostener: el del andaluz Juan Espadas, sumiso en apariencia a Ferraz pese a los 2.000 millones de déficit que calcula la Junta de Andalucía; y el del nuevo responsable del PSOE madrileño, Juan Lobato, de quien no se conoce posición al respecto.