| 03 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Las propuestas de Iglesias se lo ponen muy difícil al PSOE
Las propuestas de Iglesias se lo ponen muy difícil al PSOE

Iglesias se descubre con su órdago al PSOE para ir a nuevas elecciones

La contraoferta de Podemos cruza de lleno una "línea roja" del Comité Federal socialista que sólo puede desembocar en comicios.

| Manuel Ortega España

Pablo Iglesias ha subido su órdago un paso más. “Va siendo hora de que elija”, agitó. El líder de Podemos ha vuelto a colocar a Pedro Sánchez en una situación muy delicada cruzando de lleno una de las líneas rojas trazadas por el Comité Federal socialista: el referéndum. La contraoferta morada es de tal carácter que prácticamente la hace inasumible por el PSOE, lo que podría favorecer una nueva convocatoria electoral.

El partido morado no sólo no renuncia el referéndum en Cataluña sino que también pretende la puesta en marcha de un Ministerio de Plurinacionalidad -ya anunciado el pasado mes de enero- que asumiría las funciones de Administraciones Públicas para impulsarlo.

La puesta en escena de Iglesias para la presentación de Un país para la gente. Bases politicas para un gobierno estable y con garantías, casi un centenar de páginas, mostró al secretario general del partido morado al más puro estilo de presentador de La Tuerka, camisa blanca y corbata roja, acompañado por los coordinadores del documento, Carolina Bescansa y Nacho Álvarez.

En la tramoya, varios diputados de Podemos como Rafa Mayoral, Irene Montero, Juanma Olmo, Noelia Vera, Iñigo Errejón o Ángela Ballester seguían con atención las palabras del líder, que agradeció, entre otros, la participación de Manolo Monereo y Jorge Verstrynge en la elaboración del documento, tal y como señaló ESdiario.

Una extraña mano tendida

El papel presentado por Iglesias, que aseguró estar dispuesto a “dejarme la piel” porque salga adelante un gobierno “de coalición y de progreso”, no deja de tener cuestiones pintorescas para quien busca un pacto con otro partido.

Así, el documento reconoce que “aspiramos a formar gobierno con PSOE, IU y Compromís” para, poco más adelante, apuntar que los “gobiernos del PSOE y del PP desencadenaron la etapa más negra de nuestra historia”.

Otro tanto respecto a los votos recibidos por el posible socio del gobierno y su candidato en las últimas elecciones generales: “En el caso del PSOE no existe precedentes: fueron los peores resultados de su historia”.

Pero la cuestión va más lejos. Las propuestas presentadas por Podemos no sólo reclaman la Vicepresidencia “de los derechos sociales” con unas competencias que incluirían hasta la creación de unidades policiales contra la corrupción bajo su mando a través de una nueva Secretaría de Estado.

También reclaman los mismos ministerios -todos estratégicos- que se arrogaron el pasado enero. Aunque, sobre todo, sigue ahondado en la brecha con el referéndum de Cataluña y el Ministerio de Plurinacional, una de las líneas rojas trazadas por el Comité Federal del PSOE.

“Todo aquel que quiere ser presidente del Gobierno no debe vetar a nadie”, respondió Iglesias preguntado al respecto.

Claro que Podemos y sus confluencias siguen echando leña al fuego en otra cuestión, la de las puertas giratorias, después de que la semana pasada se conocieran los fichajes de Trinidad Jiménez y Elena Salgado.

No sólo eso. Iglesias volvió a dar muestras de quien cree que tiene la sartén por el mango con algunas de sus alusiones. “Estaré encantado de recibir a Sánchez”, fue otra de sus frases que no pasó desapercibida.