| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El líder de Podemos, Pablo Iglesias
El líder de Podemos, Pablo Iglesias

Podemos recrudece sus ataques a la Corona por la vacunación de las Infantas

Cualquier motivo es bueno para que los morados redoblen sus ataques a la Monarquía aunque la Casa Real no tenga nada que ver, todo con el único objetivo de alcanzar su república.

| A. Jiménez España

Podemos quiere acabar con la Monarquía. Es un hecho que no esconden ya que son abiertamente republicanos. Pero en su campaña para llegar a ese "horizonte republicano" del que hablan de forma constante, utilizan cualquier motivo para recrudecer sus ataques contra el Rey. De hecho, la noticia de la vacunación de las Infantas Elena y Cristina durante una visita a su padre en Emiratos Árabes, ha sido la última, a pesar de que Zarzuela se ha desvinculado por completo de ello.

La avanzadilla de esta nueva ofensiva la protagonizó, como suele ser habitual, el portavoz morado, Pablo Echenique, que ha asegurado que "la única forma de que una institución antidemocrática como la monarquía pueda durar en el tiempo es que sus miembros sean ejemplares", algo que a su juicio no ocurre en España.

 Los intentos de Felipe VI de ser ejemplar parece que no son suficientes para Echenique, que ha insistido en que "no solamente" no son ejemplares sino que "además, hacen ostentación permanente del privilegio jurídico y económico", algo que para Echenique, hace que acerquen "así la república" en España.

"Los Borbones ya van a más de dos escándalos por semana. A lo mejor su estrategia es correr mucho y dejarnos atrás con la lengua fuera. Porque, si no, este ritmo tan alto es difícil de entender", ha ironizado además en relación a la segunda regularización fiscal del rey emérito ante Hacienda y después de haber solicitado en el Congreso una comisión de investigación sobre el patrimonio de Juan Carlos I.

Además, pese a que Zarzuela se ha desvinculado de la vacunación de las infantas Cristina y Elena y ha indicado que los reyes Felipe y Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, recibirán las dosis cuando les corresponda según el protocolo sanitario establecido, Echenique ha tirado de ironía para cuestionar también a la Casa Real, al indicar que "el rey Felipe, la reina Letizia y sus hijas Leonor y Sofía no matan elefantes, no se han fugado a una dictadura árabe, no tienen tarjetas black a nombre de testaferros, ni sociedades offshore, ni cuentas en Suiza y no han intentado defraudar 5 millones a Hacienda".

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias

Pero no solo el portavoz morado ha cargado contra la institución, sino que la mayor parte de los líderes de la formación se han sumado a sus ataques, con Pablo Iglesias a la cabeza, intentado hacer creer que sus críticas al Rey proceden de la mayor parte de los ciudadanos. 

"En la sociedad española, y hay que decirlo así, existe un debate sobre la utilidad de la Monarquía, que va creciendo cada vez que desde la propia Casa Real ofrecen nuevos escándalos que causan una enorme indignación a la mayoría de la sociedad", ha asegurado Iglesias

También ha dicho que la sociedad "no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen en Abu Dabi cuando el resto de españoles están disciplinadamente a la cola para cuando tengan disponibilidad de las vacunas que les corresponde".

Pero además el vicepresidente ha seguido escalando en sus críticas y ha vaticinado que los casos de "presunta corrupción" que afectan a Juan Carlos I "empujan" el "horizonte republicano", asegurando que en términos económicos, de respeto a las identidades y de "reconocimiento a la plurinacionalidad", España será mejor cuando se implante una república.

De este modo, ha garantizado que su espacio político va a trabajar para que haya un sistema republicano en el país, aunque ello moleste a esferas mediáticas y sectores "profundos del Estado" que "tienen muchas dificultades para aceptar los resultados democráticos cuando no gobiernan los suyos".

Los ministros morados también presionan para alcanzar su "horizonte republicano" cuestionando a Felipe VI

 

También, los demás miembros morados en el Gobierno, a pesar de su cargo, han acrecentado la presión contra la Corona. También la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha exigido mayor ejemplaridad, a pesar de que el Rey hay insistido en que no tiene nada que ver con el comportamiento de sus hermanas. 

Sin embargo, para Díaz, "las personas que ostentan algún tipo de representación debemos ser ejemplares y me da tristeza porque muchos profesionales corriendo riesgos, que no están vacunados y dan la cara por nosotros", ha defendido, para recalcar que todos "seamos iguales" en España y que "cumplamos las normas". "Es muy desagradable. Muy feo", ha señalado, en referencia a la noticia de la vacunación en declaraciones a RTVE.

La ministra de Igualdad, Irene Montero

Junto a ella, también Irene Montero se ha sumado a esta campaña de desprestigio, pero ha ido incluso un paso más allá, al señalar que la vacunación de las Infantas abre un debate sobre la "utilidad de la monarquía" y acerca un "horizonte republicano" que está "más cerca que lejos".

Montero ha asegurado que esta noticia "contribuye" más aún "al descrédito" de la "institución monárquica" y "hace a muchísimos ciudadanos preguntarse por su utilidad". Por ello, Montero ha lanzado un mensaje al ala socialista del Gobierno, señalando que el Ejecutivo debe ser "sensible" al debate que se abre sobre la vigencia de la Monarquía en España y sobre el horizonte republicano que debe llegar "por una cuestión de democratización".

 Además, Montero ha utilizado TVE para lanzar este mensaje. Una televisión pública cuyos órganos de control acaban de ser renovados y en la que Podemos se ha ido 'colando' poco a poco para instaurar su discurso antimonárquico. 

De hecho, este mismo miércoles se ha producido otro bochornoso episodio al tratar la noticia de la vacunación de las Infantas Elena y Cristina.  El programa "La hora de la 1", presentado por Mónica López, ha ilustrado la información con una imagen de la Princesa Leonor y de su hermana, confundiendo a la opinión pública sobre la verdadera identidad de las receptoras  y haciendo creer que la beneficiaria había sido la heredera al trono.

Ni la presentadora ni el autor de la pieza aclararon el error, dando pábulo a las denuncias de premeditación y manipulación que, desde el primer momento, ha expresado la Plataforma por una TVE Libre, convencida de lo alevoso de la noticia, completada con un anticipo de nuevas elecciones legales contra don Juan Carlos adelantadas por la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, a cuenta de su última regularización fiscal.

Segundo ataque a Leonor

Es la segunda vez en menos de un mes en que la televisión pública arremete o se confunde gravemente con doña Leonor: la primera fue en febrero, cuando un rótulo insertado en la información sobre su próximo viaje escolar a Gales para cursar el bachillerato la comparó con don Juan Carlos, obligado a salir de España mientras se dirimen sus problemas fiscales.