| 24 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
García Page y Fernández Vara, en un acto institucional.
García Page y Fernández Vara, en un acto institucional.

Page y Vara se suman a las críticas a la Conferencia de Presidentes de Sánchez

La forma de Moncloa de convocar la cumbre autonómica del próximo viernes ha enfadado a propios y extraños. Otros dos presidentes se suman a los avisos de Ayuso, Urkullu y Lambán.

| M.B España

Sin consenso previo con los presidentes autonómicos, sin orden del día alguno sobre la mesa, sin objetivos concretos... La Moncloa ha logrado enfadar a la vez a los líderes regionales del PSOE, los del PP y el lendakari Íñigo Urkullu, al margen del presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que ha decidido dar su primer plantón institucional a Pedro Sánchez.

Y a las críticas lanzadas el pasado viernes por Isabel Díaz Ayuso y el presidente vasco, se han sumado este lunes con sendos avisos, los dos principales presidentes socialistas, el manchego Emiliano García Page; y el extremeño, Guillermo Fernández Vara.

Page ha mostrado su deseo de que la Conferencia de Presidentes programada para este viernes en Salamanca se aleje de la habitual "jauría política", no se convierta en un debate parlamentario y sirva no solo para que los líderes autonómicos tengan su particular "minuto de gloria".

Durante su intervención en el acto inaugural del nuevo centro de especialidades de Albacete, el presidente castellano-manchego ha confiado en que de la cita salgan "proyectos de interés nacional en común" a cargo de la gestión autonómica pero con la tutela del Estado.

 

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha denunciado que la Conferencia de Presidentes "ahora introduce una nueva variable, además de la ideológica" que es la territorial.

Y es que "tampoco podemos decir nada ninguno que sea igual al de la comunidad de al lado, no vaya a ser que alguien piense que somos gente normal", ha censurado Vara, quien ha apuntado que "éste es uno de los problemas de la política española en estos momentos, y que justifica además la crisis que algunos tienen, porque es una crisis de la política".

Por tanto "se entretienen con grandes debates y con grandes proclamas que no conducen absolutamente a nada más que a la melancolía, pero que no arreglan para nada la vida de las personas", ha señala el presidente extremeño, quien ha lamentado la "profundísima crisis política" que hay en España "como consecuencia de la incapacidad de entender qué es lo que significa gobernar desde la concordia, desde el diálogo y desde la negociación".