| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Defensa, en una sesión de control en el Congreso.
La ministra de Defensa, en una sesión de control en el Congreso.

Rufián declara la guerra a Robles e impulsa su reprobación en el Congreso

Convertida en el bastión del Gobierno contra independentistas y populistas, Esquerra lanza una operación contra la ministra de Defensa. Exige su dimisión y maniobra contra ella.

| M.B España

La alianza entre Pedro Sánchez y Esquerra se resquebraja en el Congreso. Y el partido de Oriol Junqueras eleva su oposición a Moncloa colocando en su punto de mira a la ministra mejor valorada de la coalición, Margarita Robles.

La titular de Defensa, que ha ejercido este último año su papel de jefa del Ejército sin morderse la lengua contra los independentistas y Podemos, o en defensa del Rey, va a ser el objetivo prioritario en las próximas semanas de Gabriel Rufián.

ERC ha pedido en el Congreso la reprobación y destitución de Robles por mantener en su puesto a todos los altos mandos militares que recibieron la vacuna junto al entonces Jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general Miguel Ángel Villarroya, que presentó su dimisión.

En una proposición no de ley, ERC denuncia que Defensa zanjara la polémica sobre la vacunación en el seno de las Fuerzas Armadas con el cese del Jemad, pese a que la propia ministra reconoció que podrían haber recibido la vacuna de manera irregular hasta 370 personas que formaban parte del Estado Mayor de la Defensa.

 

La iniciativa, firmada por los diputados Gabriel Rufián y Joan Josep Nuet, recuerda que durante la pandemia se ha apelado "constantemente" a la responsabilidad de la ciudadanía, "algo que no han hecho decenas de personas vinculadas al mundo de la política y de los altos estamentos del Estado y la Iglesia, como es el caso de las Fuerzas Armadas.

Por ello, defiende que el Ministerio no puede "ocultar" el nombre de los altos mandos militares que recibieron la vacuna. "Es intolerable que más de 300 personas sigan en el anonimato, sin asumir responsabilidades, y manteniendo su posición en el escalafón militar, y es más intolerable si cabe que lo hagan con el beneplácito de la ministra de Defensa", denuncia.

Pero además, ERC suma a su petición de cese de la ministra de Defensa su "negativa" a investigar la existencia de grupos nazis y fascistas en el seno de las Fuerzas Armadas y depurar todas las responsabilidades que sean necesarias.

Junto con la reprobación, Rufián y Nuet han registrado una batería de preguntas con las que pretende que el Gobierno dé cuenta de los méritos que le son reconocidos al general Vilarroya para otorgarle ese nuevo puesto en Washington, cuándo se planteó ese nombramiento y si se le dio para compensar "una dimisión forzada".