09 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Casado y Ayuso, con Sánchez al frente

El PP desecha toda polémica entre Casado y Ayuso y centra su mirada en Sánchez

Los populares elegirán presidente regional "con calma y consensos", aunque desde fuera se alimenta una polémica "artificial" con enfrentamientos que no existen.

| Javier Rodríguez España

Nadie en Génova está descontento con Isabel Díaz Ayuso. Y, sensu contrario, nadie lo está en la Puerta del Sol con Pablo Casado. Y sin embargo, medios de comunicación incluso cercanos  al centroderecha llevan semanas especulando sobre una mala relación entre ambos que ha estallado con la supuesta negativa de la dirección nacional a permitir que la presidenta de la Comunidad de Madrid lo sea también del PP madrileño.

Y se esgrime como el gran argumento la demora del Congreso del PP de Madrid hasta finales de 2021 o comienzos de 2022. Algo que, según ha constatado ESdiario, era conocido y estaba aprobado por todos una reciente Junta Directiva Nacional, cuando se dio el visto bueno a un calendario interno que colocaba primero los congresos provinciales, luego los regionales y finalmente en nacional en julio, cuarto aniversario de la victoria de Casado frente a Cospedal y Sáenz de Santamaría.

"No hay nada de nada", explican fuentes populares a este periódico, negando la más mínima tensión de Casado hacia Ayuso ni, mucho menos, una negativa a que llegue a encabezar al partido como hicieran en el pasado Esperanza Aguirre o Cristina Cifuentes.

Tampoco significa que cualquier otra fórmula moleste, recordando la especificidad de Madrid por tener en su seno a la capital y a otro potente dirigente, el alcalde José Luis Martínez Almeida, que tiene, espera y no necesita pedir un papel fundamental en la organización madrileña del partido.

 

Parece más claro que a Ayuso le gustaría comandar al PP madrileño, clave con Aguirre siempre para elaborar las listas electorales y controlar las agrupaciones en todos los grandes municipios, que a Casado le moleste eso o que para Almeida sea un gran problema.

En la agenda está más un pacto tranquilo entre todos, cuando llegue el momento, con Casado guardándose siempre la última palabra, que una polémica interna de la que Génova reniega con todas sus fuerzas: lo último que se quiere en los cuarteles generales populares es el más mínimo problema que reste energías tras tres años de pacificación y una posición muy complicada en un escenario nacional donde Pedro Sánchez es el "único" rival.

En el PP se rechaza toda tensión entre Casado y Ayuso y se da por seguro, cuando llegue, un Congreso muy positivo

La interpretación dada a las palabras del lunes del secretario general del PP, Teo García Egea, de que se "posponía" el Congreso de Madrid y de que, además, se enfriaba la candidatura de Ayuso frente a lo que ocurre en otras Autonomías donde el presidente institucional lo es también orgánico, como Juanma Moreno en Andalucía; también se desmiente en Génova.

Solo importa Sánchez

"La relación es inmejorable", insisten, "simplemente el PP está ahora en la oposición al Gobierno", añaden fuentes populares. Mientras, quienes más aspiran a que los populares caigan algún día en Madrid, más aumentarán una polémica que se antoja algo artificial y que en todo perjudica públicamente por igual a Ayuso y a Casado. Al PP en definitiva.

La situación de transitoriedad creada en 2017 con la dimisión de Cifuentes, sustituida por Rajoy con una Gestora presidida por el incombustible Pío García Escudero y mejorada por Pablo Casado con la designación de su íntima Ana Camins como senadora, durante aún unos meses. Pero se resolverá, apuntan, con la máxima tranquilidad.