| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, la semana pasada con una mascarilla FFp2
Pedro Sánchez, la semana pasada con una mascarilla FFp2

El Gobierno mantiene el IVA máximo para las mascarillas que todo el mundo usa ya

Sanidad mantiene el IVA disparado del 21% en las mascarillas que ahora son más recomendadas por la ciencia, pero el ministro esquiva todo compromiso de reducción.

| Yolanda Lorenzo España

 

Son las mascarillas más caras y las que soportan el IVA más alto. Pero ahora también son las más usadas, después de que hace una semana los especialistas recomendaran su uso masivo al considerarlas mejores para contener al COVID.

Las FFP2, con forma de cono, más rígidas e incómodas pero al parecer más seguras, han incrementado sus ventas en 500.000 unidades desde hace una semana, con las tarifas más altas (hasta el triple que una quirúrgica) y los impuestos más altos por una decisión del Gobierno: cuando hace un mes anunció la reducción de IVA de las mascarillas higiénicas, tras negarse a hacerlo por una supuesta orden de la Unión Europea que en realidad no existía, dejó fuera de la rebaja este tipo de protección.

Y no parece que tenga previsto hacerlo. Así se deduce de las largas que a ese respecto ha dado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una entrevista en Canal Sur en la que le han preguntado este lunes, de manera expresa, por una posible rebaja fiscal en un artículo de primera necesidad. Su respuesta ha sido evasiva.

 

Así, se ha limitado a decir que su Ministerio ha estado "desde el primer momento" de la pandemia "preocupado" por adoptar medidas ante la "dificultad" de algunas familias para acceder a "un bien de primera necesidad" como el de las mascarillas, recordando la reducción del modelo más habitual hasta ahora, y más asequible, pero sin comprometerse a hacer nada con las que ahora empiezan a imponerse.

Sin planes

En ese sentido, fuentes próximas al Gobierno explican a ESdiario que de momento no se baraja esa medida porque, desde un punto de vista oficial, el Ministerio de Sanidad no ha cambiado sus protocolos y sigue considerando igual de válidas las mascarillas quirúrgicas, sin defender al menos de momento la conveniencia de utilizar mejor las FFP2, como sin embargo recomendó Alemania la semana pasada.

¿Es una decisión sanitaria o fiscal? La duda permanece. Y llueve sobre mojado. España es el país de Europa que ha aplicado el IVA más alto a las mascarillas durante toda la pandemia, hasta finales del año pasado, cuando la presión le obligó al Gobierno a equipararlo con el de otros países donde el tipo oscila entre el 4% y el 5%, cuando no está exento incluso.

La razón, que demoró la rebaja y quizá explique el mantenimiento del 21% en las FFP2, es sencilla: hasta 1.568 euros dependen de la magnitud del IVA que el Ministerio de Hacienda mantenga. Un filón para las arcas públicas al que no se quiere renunciar, en la parte máxima posible.

Garzón desata una tormenta

Más allá de la polémica recaudatoria, el ministro de Consumo ha desatado otra estrictamente sanitaria al afirmar, en contra del mensaje científico, que no estaba demostrado que las mascarillas FFP2 sean más eficaces contra el virus, pese a que la práctica totalidad del Gobierno ya la usa en público.

 

 

Sus sorprendentes palabras han refrescado una petición urgente de comparecencia por parte del PP, donde se muestran "escandalizados" por el mensaje de Garzón, no sustentado en evidencia científica alguna. La solicitud tiene fecha de 25 de enero y, aunque no ha sido cumplida, fuentes populares han confirmado a ESdiario que insistirán en ello.

Por su parte, Ciudadanos ha presentado una Proposición No de Ley instando a la reprobación de Alberto Garzón, al considerar que sus palabras demuestran " una vez más el negacionismo y la irresponsabilidad" del Gobierno y que todo ello puede provocar daños en "vidas humanas".