| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño

Pedro Sánchez endeuda a España como nadie antes en la historia

El déficit público sigue disparado, el Gobierno no para de esquilmar las arcas estatales llegando a cifras nunca vistas.

| Andrea Jiménez España

El déficit público vuelve a marcar cifras históricas. Ningún Gobierno había llegado nunca tan lejos generando una deuda ingente que como ya avisó el Banco de España será muy difícil de controlar a largo plazo si no se toman medidas, ya que las Administraciones Públicas deben el 122,1% del PIB.

De hecho, la cifra no para de crecer. La deuda del conjunto de las administraciones públicas ha alcanzado en septiembre un nuevo máximo tras registrar un incremento del 0,9% respecto al mes anterior, al sumar 12.885 millones de euros más, hasta alcanzar los 1.432.301 millones de euros, el 122,1% del PIB, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

La deuda ha vuelto a sufrir un incremento en septiembre y ha llegado a superar el máximo histórico alcanzado el pasado mes de junio, cuando se situó en 1.424.692 y llegó a subir al 122,8% del PIB al final del segundo trimestre del año.

Además, aunque es una cifra que engloba a todas las administraciones, si se baja al detalle se puede localizar al responsable, el Gobierno de Pedro Sánchez, pues el aumento de la deuda en septiembre se debe a la subida del endeudamiento de la Administración Central, mientras que el resto, -comunidades autónomas, corporaciones locales y Seguridad Social-, redujeron su endeudamiento o lo mantuvieron en niveles similares a los registrados el mes pasado.

Calviño espera reducirlo en el último trimestre

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Económicos intenta restar importancia y asegura que, a pesar de este nuevo récord y de haber superado el 122% del PIB, la deuda pública cerrará el año en el 119,5% del PIB, el objetivo oficial del Ejecutivo.

Así, explica que en el último trimestre del ejercicio se reducirá el ritmo de emisiones de deuda pública y además se producirán dos amortizaciones importantes, una que se ha realizado en octubre por importe de 20.329 millones de euros, y otra adicional en noviembre por 6.254 millones, por lo que conseguirá rebajar el endeudamiento.

Más previsiones a la baja

Sin embargo, el optimismo habitual del Gobierno chocan de lleno con las previsiones que llegan desde diferentes entidades. El Panel de Funcas espera que la economía española crezca este año un 4,8%, lo que supone 1,4 puntos menos de lo previsto en septiembre, después de que el INE revisara a la baja la cifra de crecimiento del PIB del segundo trimestre -desde el 2,8% hasta el 1,1%- y estimara de forma provisional un aumento del 2% para el tercero.

"Ambos resultados alejan la perspectiva de liderar el crecimiento europeo en 2021, prevista por organismos nacionales e internaciones", ha avisado el Panel en su actualización de previsiones publicada este miércoles. Todo ello en un contexto externo de deterioro por la disrupción de las cadenas de suministros y la escalada de costes energéticos, tendencias que persistirán a corto plazo.

De cara a 2022, la previsión de crecimiento se ha rebajado desde el 6,1% hasta el 5,7%, bajo el supuesto de que los elevados precios energéticos y de las materias primas se mantendrán hasta la primavera y descenderán posteriormente. Además, la mayoría de panelistas estima que el próximo año se ejecutarán unos 20.000 millones de euros de los fondos europeos.

La inflación seguirá subiendo por los elevados precios de las energías que a su vez encarecen la producción y el transporte

El aumento de la inflación ha motivado que en este Panel las previsiones hayan vuelto a revisarse al alza, hasta prever una tasa media anual del 2,9% este año y del 2,4% el próximo, cinco y ocho décimas más, respectivamente, que en el de septiembre.

De su lado, los panelistas esperan un déficit público del 7,9% del PIB este año, dos décimas menos que en el Panel anterior. Esta previsión es mejor que la del propio Gobierno, que en el Plan Presupuestario de septiembre la situaba en el 8,4%. Sin embargo, de cara a 2022, la previsión de consenso sí se sitúa por encima de la del Gobierno, 5,7%, frente a 5%.

A pesar del menor crecimiento esperado para el PIB, la tasa de paro prevista se rebaja. La tasa media anual de 2021 se sitúa ahora en el 15,2%, cuatro décimas menos que en el Panel de septiembre, y la de 2022 es del 14,4%, tres décimas menos.