21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La crisis de Sánchez: sale Illa, entra Darias.
La crisis de Sánchez: sale Illa, entra Darias.

Sánchez recoloca a Darias en Sanidad y sitúa a Iceta en Política Territorial

El presidente ejecuta un mínimo reajuste y descarta la crisis amplia que le reclama un sector del PSOE. Del catalán elogia que es un "hombre de concordia y de acuerdos".

| Javier Ruiz de Vergara España

 

El cuaderno azul de Pedro Sánchez no ha deparado, finalmente, sorpresas. Como sucedió con la salida de Josep Borrell hacia Europa y su relevo por Arancha González Laya, la de Salvador Illa como candidato del PSC a las elecciones del 14-F ha culminado con el reajuste con el que se especulaba desde hace días: la llegada a Sanidad de la titular de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

De rebote, al departamento que deja la ministra canaria llega Miquel Iceta, premio de consolación tras el primer fracaso de Sánchez en su intento de colocarle en la Presidencia del Senado y en compensación por su paso al lado en Cataluña.

Sánchez, que ha dado la oportunidad a Illa de despedirse del Consejo de Ministros y ofrecer su última rueda de prensa desde Moncloa, ha comunicado los cambios al Rey y los ha confirmado en una escueta comparecencia. Una vez más, sin posibilidad de ser interpelado por los periodistas.

El presidente, que ha comenzado su alocución agradeciendo el trabajo de Illa como "un ministro extraodiario y una persona honesta", ha calificado los cambios de "reajuste mínimo" al confirmar los nombramientos de Darias e Iceta. "Ambos conocen muy bien los ámbitos de sus competencias y les avalan su experiencia y sus cualidadades". De Iceta ha subrayado además que es un "hombre de acuerdos y de concordia".

 

La llegada de Darias a Sanidad permite al Gobierno no perder excesivo tiempo. La ministra se conoce el dosier de la pandemia y en los últimos meses ha asistido junto a Illa a las reuniones del Consejo Interterritorial de Salud por lo que conoce a sus homólogos autonómicos.

Por su parte, la presencia de Iceta en Madrid le permitirá al inquilino de Moncloa mantener engrasadas sus relaciones con Esquerra y Junts. También con el PNV, ya que Iceta mantiene excelentes relaciones con el lendakari Íñigo Urkullu y con la vicelendakari, Idoia Mendia, líder de los socialistas vascos.

 

Sánchez, este pasado lunes, en su último acto con Illa en presencia de Carolina Darias.

 

Con este reajuste, un año después de la configuración del Gobierno de coalición, Sánchez ha descartado la crisis ministerial que le reclamaba un sector del PSOE. Más aún, tras los intensos rumores de dimisión, en estos últimos días, del titular de Seguridad Social, José Luis Escrivá, achicharrado tras la brutal ofensiva de Pablo Iglesias contra él y la desautización del propio Sánchez con la reforma de las pensiones.

Pero tampoco ha querido el líder socialista enrarecer aún más sus tensas relaciones con su vicepresidente y ha decidido mantener a los ministros morados quemados o desautorizados, como Irene Montero o literalmente desaparecidos e inéditos, como el ministro de Universidades, Manuel Castells.

Así que a su renovado Gobierno mastodóntico, cuatro vicepresidentes y 18 ministros, se encomienda Sánchez para afrontar un año con retos mayúsculos, como la erradicación de la pandemia y la brutal crisis económica y social. Aunque con la legislatura despejada gracias a la aprobación de los Presupuestos.