| 22 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Momento de la retransmisión en directo de TVE de la exhumación de los restos de Franco.
Momento de la retransmisión en directo de TVE de la exhumación de los restos de Franco.

La factura por la retransmisión de la exhumación de Franco levanta ampollas

Este mismo martes, Rosa María Mateo reconoció en el Senado los problemas económicos que atraviesa la corporación que dirige. No es de extrañar tras conocer despilfarros como este.

| M.B España

Lo confesó este martes en el Senado Rosa María Mateo de forma oficial: en 2019, RTVE regresó al déficit. Tiene un agujero de 30 millones de euros.

Pero, pese a ello, los dirigentes de la corporación pública han seguido disparando pólvora del rey al servicio de la maquinaria propagandística de La Moncloa. Uno de sus momentos culminantes, la salida de los restos de Franco, una de las promesas estrella de Pedro Sánchez

El programa especial de RTVE con el que se retransmitió la exhumación del Valle de los Caídos tuvo un coste externo de 34.069,48 euros, entre seguridad, alquileres, tertulianos y comunicaciones, según los datos facilitados por la corporación pública al senador de Compromís, Carles Mulet.

El parlamentario preguntó por escrito en diciembre al Gobierno por el coste de la exhumación y de la retransmisión del acto por TVE, que a su juicio fue "una escenificación pornográfica", y ha recibido respuesta el pasado 6 de marzo.

Con respecto a la corporación pública, el Ejecutivo ha entregado al senador un escrito de Rosa María Mateo, que contiene un cuadro con los "costes externos" que tuvo aquel programa especial por importe de 34.069,48 euros.

Mateo detalla que el alquiler de grupos electrógenos costó 9.880 euros y el de soportes para las cámaras (practicables), 4.259 euros; los tertulianos y analistas, 1.250 euros; las comunicaciones supusieron 5.103,15 euros y la seguridad y vehículos, 11.582,75 euros.

Por otro lado, tal y como había adelantado el propio Ejecutivo al anunciar el traslado de los restos del dictador, en junio se firmó por 11.709,17 un contrato con una empresa privada que fue la que se encargó de la exhumación de los restos del Valle de los Caídos, el traslado y la inhumación en el panteón de Mingorrubio.

El Gobierno añade en su respuesta que en octubre se tuvo que realizar además un encargo por valor de otros 4.758,66 euros para comprar "determinados medios materiales" que resultaron necesarios para la exhumación. Entre ambos capítulos, 16.467,83 euros en total.

El Ejecutivo no suma más costes relacionados con aquella jornada de traslado de los restos. Explica que el coste de las horas de vuelo del helicóptero que trasladó el féretro, del Ala 48 del Ejército del Aire, "entra dentro de la programación del esfuerzo operativo exigido a la unidad" y está incluido en sus presupuestos anuales.

Algo parecido explica el Gobierno del coste del dispositivo de seguridad que se organizó para el traslado y del que se hizo cargo la Guardia Civil. Los agentes actuaron "dentro de su jornada de trabajo y con los medios propios", por lo que no se ha realizado una estimación del coste.

A continuación, el Gobierno detalla en su respuesta a Mulet los costes que tiene el panteón de Mingorrubio adonde fueron trasladados los restos del dictador y que han sido asumidos por la Dirección General de Patrimonio del Estado.

Los trabajos y obras para la inhumación costaron 48.800 euros en total. Es el resultado de sumar las obras de adecuación del lugar (39.811,79 euros), los sistemas de seguridad (6.531,97 euros), los servicios de inhumación (2.068,47 euros) y los gastos de limpieza (387,84).

Por otro lado, se han contratado servicios de vigilancia por un coste de 26.458,66 euros y se ha encargado a la empresa estatal Segipsa (sociedad de gestión inmobiliaria del patrimonio) la gestión y administración del panteón, con un coste de 123,84 euros.

De las reparaciones, limpieza y seguridad que puedan ser necesarios en el futuro se encargará la Dirección General de Patrimonio del Estado, concluye el Gobierno.