| 04 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

5 recetas y otras ideas para hacer con cava

Si quieres identificar un buen cava o un buen champagne has de fijarte en sus burbujitas, cuanto más finas sean, mejor calidad

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

Es en estos días cuando crece de manera desorbitante el consumo de este vino espumoso que todos conocemos como cava o champagne. 

Dos bebidas que son símbolo de celebración y con las que brindamos en los momentos más importantes de estas fiestas y también para festejar acontecimientos claves de nuestra vida.  

Diferencias entre cava y champagne

Existen algunas diferencias importantes a parte del clima y el suelo, que son realmente las que determinan la calidad de la uva. No hay que olvidar, que en Francia el champagne, que goza además de una DO, se produce en la región de Champagne y allí el tiempo es muy, muy frio: sus veranos son cortos, el otoño es frío y el invierno súper gélido, lo que hace que la uva tenga poco tiempo para madurar y por lo tanto sea más ácida. 

Sin embargo, el cava, nace en un clima mediterráneo mucho más cálido y se obtiene una uva un poco más dulce y afrutada. 

Otra diferencia importante es que el champagne necesita 15 meses de fermentación: la primera que dura 3 meses en cubas metálicas y el resto dentro de la botella, mientras que el cava solo tiene 9 meses de fermentación.

Bebidas elaboradas con cava

Una buena forma de comenzar tu cena de fin de año es preparando cócteles chispeantes y divertidos.

Cóctel de cava con frambuesa

  • Tritura la frambuesa y pasa el resultado por un colador de maya fina para eliminar los sólidos.
  • Vierte un poco de jugo en tu copa y completa con cava.
  • Si quieres puedes decorar tu copa introduciendo una frambuesa en ella.

Cóctel Mimosa

  • Solo necesitas poner en tu copa 1/3 de zumo de naranja colado y cava. Puedes decorar tu copa con una rodaja de naranja o hacer un efecto rim en el borde tu copa con azúcar de coco y zumo de naranja. 

Incluye el cava en tus recetas de Fin de año

Langostinos con salsa de cava y manzana

1.- En una sartén calienta tres cucharadas de aceite de oliva y tres cucharadas de mantequilla. Rehoga a fuego suave un par de chalotas muy picaditas junto a una manzana sin piel cortada en pequeños dados.

2.- Cuando comience ablandarse, incorpora una cucharada de harina y tuéstala durante un minuto sin parar de remover. Vierte 120 ml de cava y deja que hierva durante un minuto. Añade otros 120 ml de caldo de pescado y cuece a fuego lento durante 15 minutos hasta que la salsa espese. Pasa el resultado por un vaso batidor para suavizarla. 

3.- Prepara los langostinos en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal.  

Presenta los langostinos con la salsa de manzana y cava.

Vieiras en salsa de cava

1.- Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y marca la carne de las vieiras durante 2-3 minutos por cada lado. Retira a un plato

2.- En la misma sartén añade un poco más de aceite y rehoga una cebolla dulce. Cuando comience ablandar agrega 200 gramos de setas shitake cortadas en tiras y cocina hasta que estén doradas. Agrega 2 o 3 hojas de estragón fresco, una cucharada de mostaza Dijon y remueve durante un minuto. Vierte ½ taza de cava y cocina hasta que el líquido desaparezca. Termina con 3 o 4 cucharadas de crema de nata y vuelve a remover para integrar. 

Presentas las vieiras con esta salsa y obtendrás un platazo para tu cena de Nochevieja.

Ostras con salsa mignonette

Las ostras se comen desnudas y son deliciosas, pero si añades una cucharadita de esta deliciosa salsa francesa desbordarás aún más su sabor.

En un bol combina una chalota muy picadita, ½ de taza de cava, 1 cucharada de vinagre vino tinto, perejil picadito y pimienta blanca al gusto. 

¿Qué hacer con el cava sobrante?

  • Puedes congelarlo en cubiteras y añadirlo a tus próximas salsas como reemplazo del vino blanco.
  • Preparar mermelada de mandarina
    1.- Haz rodajas gruesas 6 mandarinas y cocina a fuego lento con un vasito de agua durante 5 minutos, una vez rompan a hervir, escurre y pasa el resultado por un batidor triturando toscamente.  

2.- Coloca el resultado en una báscula para saber su peso y regresa la mandarina a la cazuela. Añade la misma cantidad de azúcar que de mandarina, ½ taza extra de zumo de mandarina, 1 taza de cava y deja hervir suavemente durante 20-25 minutos hasta que la cantidad de los líquidos reduzca considerablemente y adquiera la consistencia de una mermelada.