| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Receta fácil de bruschetta de pavo napolitana

Te encantará, y es perfecta para cenas informales

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

La bruschetta es el antipasto por excelencia de Italia. Consiste en finas rebanadas de pan cepilladas con ajo y rociadas en un buen aceite de oliva virgen extra que se hornean a 160º hasta conseguir ese crujiente perfecto y tan característico. Se acompañan de todo tipo de ingredientes tanto fríos como calientes y no existe lugar en todo el país, ni restaurante italiano en el mundo donde no se degusten.

Existen muchos tipos de bruschetta y dependiendo de donde estés lo comerás de una manera u otra. La más clásica de todas es la que se sirve en Nápoles con tomate fresco italiano cortado en pequeños dados y espolvoreado con sal, orégano y albahaca, aunque también las puedes encontrar de salchichas, de prosciutto e higos, pollo o verduras como el calabacín, champiñón o berenjena. 

Están tan deliciosas que en esta ocasión he querido rescatar la más tradicional y adaptarla con una tierna y jugosa pechuga de pavo fileteada. De esta manera alegramos a esta delicada carne con ingredientes saludables y prescindimos del pan, que después del verano nos viene bien reducir su consumo para recuperar poco a poco nuestro peso ideal.

 

Consejos para hacer la mejor bruschetta

  • Utiliza tomates frescos y rojos que contengan poco a agua y sean carnosos. Los ecológicos dan muy buen resultado aunque también puedes utilizar los que tengas en casa retirando la piel y las semillas para evitar el exceso de líquido.
  • Deja marinar la mezcla de los tomates al menos 30 minutos dentro del frigorífico para que los sabores se aúnen y suavicen. Este pequeño detalle tiene un gran impacto en el sabor final.
  • El aceite de oliva que sea virgen extra, el punto amargo y ese sutil dulzor le va perfecto. No puedes hacer una bruschetta deliciosa sin un aceite de oliva delicioso.
  • Decora y sirve inmediatamente ya que su sabor se pierde si es recalentado. Lo que sí puedes hacer con anticipación es la mezcla de los tomates.

 

¿Cómo hacer una bruschetta de pavo?

Ingredientes para 4 personas

4 filetes de pechuga de pavo
2 tomates rojos
¼ de cebolla roja
1 diente de ajo
hojas frescas de albahaca
poquito de orégano
queso mozzarella
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
crema de vinagre balsámico

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 15 minutos

 

Elaboración :

1. Combina en un recipiente los tomates en dados pequeños, las cebolla cortada en láminas finas, las hojas de albahaca partidas, el ajo rallado y orégano. Adereza con aceite de oliva, sal, pimienta y deja marinar durante al menos 30 minutos.

 

2. Sazona las pechugas de pavo por ambos lados, calienta una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva y cocínalas a fuego medio alto. Cuando estén doradas voltea para que se hagan por el otro lado, vierte un ligero zig zag de crema de vinagre balsámico y coloca unos dados de mozzarella por encima. Cubre con una tapadera durante un minuto para que el queso funda.


Coloca la mezcla de tomate sobre el pavo y a la mesa a disfrutar de este ligero y saludable plato.