| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Rioja
Rioja

La D.O Rioja refresca su imagen y defiende su singularidad

La comarca del vino por excelencia de España lanza una nueva campaña de comunicación para atraer a nuevas generaciones. La Rioja Alavesa potencia sus talentos y ensalza al vitivinicultor.

| Redacción Gastronomía

Movida por el reto de liderar la recuperación de las ventas de vino y de poner el foco en su imagen más fresca, tanto de cara al próximo período navideño como al medio plazo, la Denominación de Origen Calificada Rioja ha presentado una nueva campaña publicitaria dirigida a su público más joven.

Esta nueva acción de Rioja se enmarca en el Plan Estratégico 2021-2025, que tiene como objetivo posicionar a la Denominación de Origen entre los referentes vitivinícolas mundiales. El Consejo Regulador trabaja desde hace meses en esta nueva narrativa rejuvenecida y en otros ejes de importantes como la sostenibilidad, la digitalización o el refuerzo continuo de la calidad.

El directo del Órgano de Control del Consejo Regulador, Pablo Franco, refuerza la idea de que el tono rabiosamente contemporáneo de la campaña viene avalado por la diversidad y la innovación que hoy en día aportan los vinos de Rioja.

Entre ellos, los que proceden de la Rioja Alavesa tienen mucho que decir. Esta comarca vinícola que forma parte la D.O.Ca. Rioja acoge algunos de los proyectos más novedosos y prometedores del panorama vinícola nacional. Jóvenes talentos que, al abrigo de reconocidos proyectos vitícolas, ponen en valor la figura del vitivinicultor y se atreven a elaborar blancos en tierra de tintos, marcas que buscan el equilibrio entre modernidad y tradición y entre fruta y madera en línea con las tendencias, auténticos ejemplos de viticultura sostenible y biodinámica o bodegas que recuperan variedades autóctonas en desuso son algunos de ellos.

Rioja Alavesa es una comarca de poco más de 300 km 2 que se encuentra delimitada al sur por el río Ebro y al norte por la imponente sierra de Toloño y que comprende 15 municipios –con Laguardia como centro neurálgico– y una población de 12.000 habitantes. La cultura del vino está muy presente desde tiempos inmemoriales en estas tierras, agraciadas con unas condiciones excepcionales para el cultivo de la vid, que se remonta a la época romana. Su situación geográfica, su clima –atlántico, seco y soleado– y el tipo de suelo –predominantemente arcillo-calcáreo y distribuido en terrazas y pequeñas parcelas– hacen que sea perfecta para la elaboración de tintos excepcionales, aunque también se producen extraordinarios blancos y rosados.

Actualmente, la zona de Rioja Alavesa –una de las tres en las que se divide la D.O.Ca. Rioja, junto con Rioja Alta y Rioja Oriental– alberga unas 300 bodegas entre las que se encuentran desde algunas de las más reconocidas de nuestro país, tanto por tradición e historia como por calidad y excelencia, hasta proyectos emergentes que la convierten en una de las regiones que más está apostando por el talento, la juventud, los pequeños productores, la singularidad y la innovación.

La Diputación Foral de Álava y el Basque Culinary Center han acercado Rioja Alavesa y sus potencialidades a un selecto grupo de personalidades relacionadas con el mundo del vino. En un evento celebrado esta semana en el restaurante DSpot, del alavés Diego Guerrero, el tándem formado por la institución foral –representado por su diputado de Agricultura, Eduardo Aguinaco– y el prestigioso centro culinario presentaron la comarca, su desarrollo en torno a la industria vitivinícola y la búsqueda de la excelencia, todo ello a través de una cata.

Catando los orígenes de Bodegas Riojanas

Desde su fundación en 1890, Bodegas Riojanas se ha mantenido fiel a su obsesión por conseguir la sostenibilidad total de su actividad. La protección y preservación de su viñedo ha sido la piedra filosofal sobre la que han construido su historia. De ahí su estudio continuo de cada terruño, de cada parcela y paraje, para no perderse ni un cambio en la evolución de este bien atemporal.

El más reciente ejemplo lo ofrece el Proyecto Paraje, con el que Bodegas Riojanas ha ahondado en su análisis de los distintos terruños donde se enclavan sus viñedos. El equipo ha estudiado, de manera específica, las características de cinco de sus parcelas en distintas localizaciones, obteniendo valiosos datos que permiten desarrollar la personalidad única de cada uno de sus vinos.

Para comprobar todo ello esta semana tan prolífica para la D.O Rioja hemos hecho una cata de sus orígenes y su destino. Acompañados por Emilio Sojo, enólogo de la bodega, hemos podido probar antiguas añadas de 1964, 1978 ó 1998 de sus gamas más representativas, Viña Albina y Monte Real, para comprender la evolución de sus vinos y el porqué de sus cambios. También hemos podido catar las novedades más recientes con los mono varietales como el de Garnacha de Monte Real, el mejor testimonio de la evolución que esta bodega está decidida a afrontar.