| 19 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Bodega Ambivium
Bodega Ambivium

Ambivium, un templo del vino que también lo es de la gastronomía

Tras ganar su primera estrella Michelín y Sol Repsol, el cocinero del restaurante de la bodega Alma Carraovejas, Cristóbal Muñoz, ha sido elegido cocinero del año por su creatividad.

| V. Peñalver Gastronomía

Ambivium es la apuesta gastronómica de Alma Carraovejas en Peñafiel, y su objetivo es crear un mundo único en torno a la enología. Desde su origen busca ofrecer una experiencia diferente en torno al vino. Pedro Ruiz decide poner en marcha este proyecto con la intención de crear un nuevo concepto de unión entre la cocina y el vino, la tradición y la innovación, y de convertirse en un referente gastronómico del país a través de la identidad de la comarca.

Adentrarse en Ambivium es descubrir paisajes y regiones a través de armonías singulares. Un recorrido por la geografía mundial vitivinícola que se inicia por su nueva bodega, ubicada frente al restaurante y que continúa por su laboratorio de armonías, su cocina, y como no, su sala, que alberga una cristalería con más de medio centenar de modelos de las marcas más prestigiosas.

A la lista de reconocimientos recibidos recientemente por este proyecto, entre los que destaca su primera Estrella Michelin, y el Sol Repsol, se suma ahora el VIII Certamen Cocinero del Año. El cocinero Cristóbal Muñoz, se alzaba con el primer puesto apoyado por William Saavedra, miembro de su equipo, en la final celebrada en Alimentaria & Hostelco.

Una bodega tributo

Restaurante Ambivium celebra este 2022 media década de vida con la apertura de una nueva bodega dentro de sus propias instalaciones. Un espacio único que permitirá a quienes visiten el restaurante transitar por el mundo del vino a través de una colección de referencias únicas. La Bodega, que está concebida para formar parte de la propia experiencia de Ambivium, tiene una capacidad para 7.500 botellas y esconde tesoros enológicos de los productores más prestigiosos del mundo.

Se trata de un nuevo “cruce de caminos” entre el vino, la arquitectura y el arte. Un viaje que pone a disposición de los sentidos de quienes la visiten las miles de referencias que se han ido sumando a la carta de vinos durante estos cinco años. Un templo que atesora elaboraciones únicas que, con mimo, el equipo de sumillería ha ido seleccionando a lo largo y ancho de la geografía vitivinícola mundial. Todo el espacio ha sido ideado para que cada botella sea conservada en condiciones óptimas de temperatura, luz y humedad, a la vez que puedan ser admiradas por todo aquel que cruza sus puertas.

“Con la apertura de la nueva bodega de Ambivium conseguimos cerrar el círculo de una experiencia inmersiva total en torno al vino y a su cultura. En este espacio recogemos y compartimos una parte del alma de todos esos productores que han conseguido emocionarnos a través de botellas irrepetibles, e incluso disfrutaremos de algunas elaboraciones que solo podremos probar aquí”, ha destacado Pedro Ruiz.

Esdiario ha podido disfrutar de la experiencia, en la que se marida la comida con el vino y no al revés, como estamos acostumbrados. Y todo ello de la mano de profesionales que te hacen sentir el centro del universo durante toda tu estancia en el restaurante. Consiguen mantener un imaginativo hilo conductor durante toda la degustación, un curioso sistema en el que presentan de forma vanguardista, las diferentes formas de conservación de los alimentos utilizados desde hace siglos, como la liofilización, el ahumado, el escabechado (muy similar al que muchos de nosotros tomábamos en casa de nuestras abuelas, pero llevado a la excelencia), el secado, el adobo, la salazón, la curación, la congelación y la fermentación, entre otros.