21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
BAr de Fuegos
BAr de Fuegos

Bar de Fuegos, la mejor parrilla de Chueca

El estrellado chef argentino Mauricio Giovanini ha traído a Madrid todo su "savoir faire" con las brasas para ofrecer una cocina de producto en la que la leña y el carbón son protagonistas.

| B.Fadón Gastronomía

La cocina de Mauricio Giovanini, honesta y cercana, se basa en un profundo conocimiento del producto que ha demostrado sobradamente al frente de Messina, su restaurante con una Estrella Michelin en Marbella. Su gran técnica, junto con la identidad que imprime a todos sus platos, le han valido el reconocimiento de la guía roja, pero el chef llevaba tiempo queriendo desarrollar un proyecto más desenfadado en el que la parrilla de su argentina natal fuera la protagonista.

De la mano del Grupo Mirusata, un nuevo equipo de profesionales de la restauración que acaba de irrumpir en la escena gastronómica madrileña, Mauro ha conseguido hacer realidad esa inquietud que se plasma en un proyecto genuino que gira en torno a una carta variada donde priman los platos elaborados en parrillas de leña y carbón, a base de producto de la tierra y el mar que llevan el inconfundible sello elegante y atractivo de un cocinero con maneras de alta gastronomía.

 La desenfadada propuesta de Bar de Fuegos permite clasificarle como un restaurante de comida rústica y sincera, un concepto clásico y atemporal que a pesar de su sencillez goza de una sofisticación para todos los públicos. Los fuegos por supuesto son los grandes protagonistas de la experiencia, y presiden la entrada del alargado local en pleno centro del muy castizo barrio de Chueca. La cocina al carbón es abierta, tanto las parillas como los hornos, de manera que los comensales pueden ver todo el proceso de elaboración de sus platos y la apreciar la fenomenal destreza de los parrilleros en acción. 

La base de todas las preparaciones es aprovechar el sabor natural de los productos potenciados con las brasas, pero el toque de alta cocina de Mauricio se deja sentir en los detalles. Todo el equipo dispensa un cuidado servicio, y la buena onda manda en todo momento. La carta es suficientemente amplia y variada para dar cabida a amantes de la carne, vegetarianos, frikis de las hamburguesas o apasionados de la pizza. Chpá, nems de langostinos, coliflor asada , brusqueta con berenjena en escabeche o ceviche de corvina son algunos de los entrantes. 

 Los cortes de la carne tienen influencias de la pampa Cordobesa de donde Giovanini es originario, así que a la hora de pedir el punto de la carne hay que acordarse que allá la toman muy hecha. Bife de cuadril, lomo alto argentino, tomhawk, solomillo de ternera, picantón, o pluma y presa ibérica dan para varias visitas. Los pescados asados no desmerecen, pudiendo pedir lubina, lomo de atún o calamar. Hasta las ensaladas pueden pasar por la brasa, como la Don Rescoldo con cebollas y pimientos asados, La Buena, totalmente vegetal o la Mr.Beef, con roast beef de vacío y cogollos.

Los sandwiches y entrepanes a la parrilla son otra delicia, y las pizzas, que combinan horno y brasa, son tan diferentes que merecen su degustación, en especial la de pastrami, pero también la de búfala o de carrillada de cerdo. Y lo mismo con las hamburguesas del Bar de Fuegos, que por su puntoy  jugosidad van a ser reclamo de foodies. Los postres no se libran del toque de la casa y el plátano a la parrilla con dulce de leche y chocolate es una perdición para golosos, lo mismo que la piña a la parrilla con soda de lima y pisco. También hay tarta cremosa y budín de brioche.

Bar de Fuegos. c/ Barbieri, 7. T: 916841162 Chueca - Madrid