08 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Pollo Kung Pao

Pollo Kung Pao, exótico y fácil de hacer

Es uno de esos platos con los que conseguirás sorprender a tu familia y a tus invitados y que no tiene mayores complicaciones gracias a la disponibilidad actual de todos sus ingredientes.

| Marga García @gastroamantes Gastronomía

Esta es una de esas recetas que no necesita traducción. Cuando escuchamos o leemos pollo kung pao, la mayoría sabemos que nos encontramos ante uno de los platos de origen sichuanés, más reconocidos de la gastronomía china, elaborado con pequeños pedacitos de pollo, anacardos, chile, verduras y una combinación de sus famosas salsas.

Prepararlo no tiene mucha complicación, ya que hoy en día podemos encontrar todos los ingredientes que se necesitan en cualquier gran supermercado y cocinarlo en su característico wok. Un utensilio de metal, de fondo redondeado con paredes muy delgadas, que tiene la virtud de mantener muy bien el calor sin necesidad de añadir excesivas grasas.

Aunque también, en caso de que no tengas un wok en casa, podrás hacer uso de una sartén convencional para dorar este sabroso pollo kung pao lleno de aromas asiáticos.

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 35 minutos

Los ingredientes para 4 personas

2 cebolletas
½ calabacín
¼ pimiento rojo
3 dientes de ajo
1 cucharada de jengibre rallado
2 cucharadas de salsa de ostras
2 cucharadas de salsa de soja
1 guindilla (opcional)
anacardos tostados
cebollino
1 cucharada de azúcar
4 cucharadas de aceite de oliva
sal
½ cucharadita de semillas de pimienta

Para marinar el pollo:

400 gramos contramuslos de pollo deshuesados sin piel
1 cucharada de maicena
3 cucharadas de salsa de soja
2 cucharadas de vinagre de arroz
¼ vaso de aceite de oliva

 

Elaboración:

1.- Comienza por cortar los contramuslos en pedacitos pequeños y colocarlos en un cuenco con el aceite, la salsa de soja, el vinagre de arroz y la maicena. Mezcla muy bien con las manos para fusionar todos estos sabores, cubre con film transparente y deja reposar durante una hora en el frigorífico.

 

2.- En una sartén wok o sartén normal, calienta tres cucharadas generosas de aceite de oliva con las semillas de pimienta, los ajos laminados y si te gusta que tenga un sabor picante, añade la cayena.

3.- Una vez el ajo empiece a dorar añade las verduras cortadas junto al jengibre y cocina hasta que empiecen a verse brillantes y ligeramente tiernas.

4.- Transfiere el pollo y cuando esté dorado, que será en 2 o 3 minutos, vierte la salsa de ostras, el azúcar y la salsa de soja. Revuelve rápida y uniformemente y verás como en pocos segundos comienzas a sentir los aromas asiáticos.

 

5.- Por último, agrega los anacardos junto a unos tallos de cebollino, dale un par de meneos al wok para que se integren y listo.

 

Presenta con un poco de pimienta recién molida y un cordoncito de aceite de oliva.