07 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pymes

Siete claves para impulsar la expansión y el crecimiento de las Pymes

Banco Santander comparte siete consejos para crear el plan de expansión de una empresa para que pueda dar el salto a nuevos mercados con éxito según sus características y el entorno.

| Redacción Internet

La planificación es una de las claves para el éxito en la expansión de una empresa. Cuando el negocio ya está en marcha y es rentable, el objetivo es seguir creciendo. Para evitar riesgos innecesarios, Banco Santander recomienda a los empresarios desarrollar un plan de expansión que incluye un análisis del desarrollo potencial de la empresa y una valoración sobre su viabilidad, según sus características y el entorno en el que se realizará ese crecimiento.

A través de su Blog, con consejos y recomendaciones relevantes para sus clientes en España, la entidad que preside Ana Botín comparte siete claves para crear el plan de expansión de la empresa para que pueda dar el salto a nuevos mercados con éxito.

  1. Elegir la mejor estrategia de expansión

La entidad recomienda  definir la estrategia, siguiendo una de las cuatro maneras propuestas en la llamada matriz de Ansoff: Penetración en el mercado (se persigue un mayor consumo de los productos actuales en los mercados actuales), desarrollo de productos (se trata de ofrecer nuevos productos en los mercados en los que opera la empresa en la actualidad), desarrollo de mercados (consiste en ofrecer los productos actuales en nuevos mercados, incrementando el público y, por lo tanto, los clientes potenciales), diversificación (la compañía concentra sus esfuerzos en el desarrollo de nuevos productos en nuevos mercados, siendo la estrategia de expansión más arriesgada). 

Actualmente, muchas las empresas apuestan por la conquista de mercados exteriores como estrategia de expansión. Cabe recordar que Banco Santander ofrece una serie soluciones basadas en su larga experiencia y presencia exterior con las que facilita el crecimiento y la internacionalización de pequeñas y medianas empresas españolas. El objetivo es ayudar a los negocios a eliminar fronteras. Para ello, pone a disposición de sus clientes diferentes servicios para el negocio internacional, que van desde adelantar dinero para los proyectos, ayudar con los cambios de moneda, hasta promover la conexión con una amplia red de profesionales. 

  1. Precisar la información de la empresa

El plan de expansión de una empresa deberá incluir un resumen ejecutivo de la compañía, con una presentación general que describa su modelo de negocio y objetivos, así como aspectos funcionales como cuántos empleados tiene, cómo está organizada, qué tipo de productos y servicios ofrece, etc. También se deben señalar los motivos por los que se plantea la expansión y la estrategia de crecimiento elegida. Este apartado tiene relevancia, especialmente si el objetivo es dar el salto a mercados extranjeros, pues esta información permitirá evaluar la capacidad exportadora de la empresa y la estructura y recursos con los que cuenta para poder hacer frente a los desafíos internacionales. 

  1. Determinar las fortalezas del negocio

Desde Banco Santander recomiendan conocer las ventajas de la empresa y todos aquellos factores que han hecho de ella una compañía rentable y estable. En el plan de expansión debe estar reflejado un análisis de los productos o servicios que han posibilitado el éxito de la empresa, sus ventajas respecto a la competencia, aquellos objetivos y éxitos empresariales que se han alcanzado desde sus inicios o información sobre el equipo directivo. 

  1. Realizar una descripción e investigación del mercado

Este es otro aspecto para tener en cuenta dentro del plan de expansión, pues se debe contemplar en qué tipo de mercado va a operar la empresa, qué dificultades se podrían encontrar o cuál es la mejor manera de vender en el mismo. Para Banco Santander, la clave es hacer un estudio, incluyendo una descripción por variables demográficas y un análisis de la competencia. En el caso de aquellas pequeñas y medianas empresas que se quieren internacionalizar, uno de los puntos será elegir el mercado en el que se quiere operar, una decisión que debe basarse en datos objetivos y en el análisis de mercados potenciales. 

  1. Definir objetivos

La entidad aconseja que definir con claridad el objetivo para plantear hacia dónde debe ir la empresa y cómo se logrará conseguirlo. Además, ayuda a medir resultados. Por esta razón, el plan de expansión deberá incluir todas aquellas metas que se esperan alcanzar tanto de crecimiento empresarial, como en los diferentes departamentos. 

  1. Desarrollar del plan de acción

El siguiente paso es describir las diferentes acciones que se realizarán para llevar a cabo la expansión de la empresa, ya sea internacional o de otro tipo. Se trata de analizar aquellas herramientas que utilizará la compañía para conseguir los objetivos señalados. Se debe precisar un Plan de inversiones y gastos, que incluya aquellos gastos que se prevén realizar en los próximos dos o tres años como consecuencia de la expansión (compra de nueva maquinaria, ampliación del equipo de personal, apertura de nuevas instalaciones, gastos de publicidad, etc.). también debe incluir un Plan financiero que recoja la previsión de necesidades de capital para poder realizar la expansión de la empresa, describiendo los fondos propios con los que se cuentas, así como los ajenos que se vayan a solicitar con motivo de la expansión. También deberán señalarse qué partidas se financiarán. Finalmente se debe incluir un Plan de marketing, que recopilará toda aquella información relacionada con el producto, precio, promoción y distribución que será necesaria para alcanzar el objetivo de expansión. 

  1. Culminar con una buena presentación

Desde Banco Santander consideran que una buena presentación es imprescindible, pues el plan de expansión es un documento que será clave a la hora de buscar recursos en el mercado, y se presentará a posibles inversores, entidades bancarias o a otras empresas con las que se busque una colaboración. Una vez elaborado el plan de expansión, solo queda ponerse a trabajar para conquistar nuevos mercados. 

Para ayudar a cumplir las metas de crecimiento de las pequeñas y medianas empresas españolas, Banco Santander cuenta con Santander One, un nuevo modelo de banca que se adapta a ellas, personalizando los servicios para sectores como agricultura, ganadería y pesca, turismo y hostelería, industria, servicios, entre otros. En el caso del impulso al negocio internacional, Banco Santander ayuda a los empresarios a realizar sus operaciones al exterior sin preocupaciones, a financiar proyectos en cualquier divisa y a acceder a una comunidad de negocios que les permitirá conectar con empresas para expandir los negocios. El Grupo cuenta con la mayor red de especialistas de comercio exterior y con servicios como cobros y pagos internacionales, compraventa de divisas, financiación de importaciones, anticipo de exportación, leasing de importación o préstamos al cliente internacional.