| 14 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Cómo conseguir que tu dinero dure si te toca la lotería

Mantener la cabeza fría y controlar los gastos cuando nos ha “caído del cielo” una cantidad de dinero con la que no habíamos contado es complicado pero resulta la única forma de que dure.

| ESdiario Internet

Más de una vez hemos pensado en qué hacer si nos tocase la lotería, es un hecho muy difícil que ocurra, pero no imposible. Aunque las probabilidades son muy bajas, no es improbable y debemos intentarlo. ¡Nunca se sabe! 

Eso sí, si pretendes que te toque la lotería sin jugar, entonces sí que ve despidiéndote de que ocurra. Imagínate que compras lotería por internet, y te toca un buen pellizco, ¿qué harías para que te durase el dinero? ¿Lo invertirías? ¿pagarías tus deudas, tu hipoteca o el préstamo del coche? ¿lo meterías en el banco? ¿Te lo gastarías en viajes y en vivir a todo tren? Esto último suena bien, pero te quedarías sin dinero en cuestión de meses o unos años, dependiendo de la cantidad que te ha tocado.

Piensa que el premio no es íntegro para ti, sino que Hacienda,  en cuanto tengas el premio en la mano, llama a tu puerta para reclamar lo que es suyo. Así que, si quieres que te dure el dinero en un futuro, sigue leyendo porque vamos a darte algunos consejos para que puedas disfrutar de tu dinero el máximo tiempo posible.

Consejos para que tu premio se alargue en el tiempo

Lo primero y primordial es saber administrar el premio. Un estudio de la asociación European Financial Planning Association (EFPA) afirma que el 70% de los premiados con la Lotería de Navidad tiene menos dinero cinco años después de haber ganado el premio que antes. Por eso, es importante hacer las cosas bien desde el principio para no sufrir ningún disgusto a corto o largo plazo.

1. No caigas en el consumismo innecesario

Lo más normal es que cuando te toque la lotería lo celebres, y entres en una euforia duradera. Por supuesto debes alegrarte y celebrarlo, pero no te pongas a comprar todo lo que se te ocurra nada más recibir el premio. 

Debes permanecer con los pies en el suelo, y mantener la cabeza fría. Hacerte la pregunta si realmente necesitas ese capricho que tienes en mente, o si pasaría algo si no lo comprases, si ambas respuestas son no, es mejor que no lo compres.

En el caso de que sí que lo necesites o compres, presta atención a los gastos que te pueda suponer. Imagina que te compras un coche de alta gama, bien, puedes pagarlo.

Pero piensa en el consumo que tiene el coche, las reparaciones que va a necesitar, sin pensar en los imprevistos que pueden surgir. No es sólo el gasto inicial, sino también el gasto que conlleva mantener el coche.

Por eso, es importante llevar un registro de gastos, y hacerse todo tipo de preguntas, para saber si es necesario o no, y barajar posibilidades. 

2. Date algún capricho

¿Llevas tiempo pensando en hacer un viaje a gastos pagados? ¿pagarte un máster de 15.000 euros que te ayude a dar el salto a los mejores puestos de trabajo en un futuro o hacer una reforma en tu vivienda? No te lo niegues, haz lo que siempre has soñado hacer, siempre y cuando económicamente sea viable.

3. Sigue acudiendo a tu trabajo

A todos nos encantaría no volver a trabajar nunca más, dependiendo de la cantidad que te toque podrás hacerlo o no. No obstante, con el dinero que has ganado puedes hacer una inversión que quizá en un futuro te permita poder vivir sin tener que acudir al trabajo.

Mientras tanto, acude a tu puesto de trabajo como cada día y sigue con tu faena, ya llegará el momento en el que podrás darle portazo a tu jefe.

4. Cuidado con las donaciones a amigos y familiares

Está claro que si algún amigo o familiar necesita dinero, le ayudarás siempre y cuando puedas hacerlo. Además, es importante que te cerciores bien de que lo haya utilizado para pagar esa deuda que decía que tenía o si lo ha utilizado para irse al Caribe de vacaciones con su mujer.

Todos sabemos que el dinero caído del cielo no se valora igual que el ganado con nuestro sudor. Así que medita bien antes de repartir dinero a diestro y siniestro.

5. Ten un fondo de emergencia

Todos podemos tener problemas financieros, incluso los millonarios, por eso es importante ser precavido y dejar una parte del premio como fondo de emergencia para tenerlo disponible en caso de necesitarlo.

No obstante, es bueno que en cada movimiento cuentes con un asesor financiero que te ayude a manejar esa gran cantidad de dinero, ya que normalmente no estamos acostumbrados a disponer de ella y podemos cometer muchos errores.

Muchas veces creemos que ingresar el dinero en el banco para mantenerlo sin malgastarlo es la mejor opción. Pero es un error. Dejar el dinero parado en el banco al final tendrá como consecuencia más pérdidas que ganancias debido a la inflación.

Por eso, mucha gente opta por hacer inversiones en bienes inmuebles, o fondos de inversión. ¡Piénsalo bien, y con calma, el dinero no se escapa! Busca siempre ayuda de un profesional para evitarte sorpresas.