| 13 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Formacion profesional
Formacion profesional

La FP en Madrid ya tiene más salidas que la universidad

La formación profesional se impone como el mayor reclamo laboral del año, se llevan más del 40% de las ofertas de empleo, por encima de los titulados universitarios, que no llegan al 35%.

| Redacción Internet

El camino hacia la prosperidad económica de España pasa por la profesionalización de la fuerza de trabajo. Las empresas cada vez reclaman más titulados en formación profesional y este año la cifra ha superado a la demanda de titulados universitarios.

Más del 41% de las ofertas de trabajo son para titulados en FP, mientras que la demanda de universitarios no llega al 34%. Muy por debajo encontramos la demanda de estudios de Máster, con menos del  2%.

El paro juvenil, tema de inquietud a muchos niveles, se debe en gran parte a que la educación no forma los perfiles profesionales que requieren las empresas. Esto provoca que necesidades y oferta de unos y otros no confluyan.

En el estudio sobre la economía española y la inserción laboral de los jóvenes madrileños financiado por el prestigioso banco norteamericano J.P Morgan, se ha mostrado que los jóvenes que optan por estudiar una FP en Madrid experimentan una mejor transición hacia el mundo laboral. Pero todavía queda mucho camino; países con una larga tradición en Formación Profesional como Alemania y Austria, llevan integrando y revalorizando la FP desde hace décadas.

En España se requiere un cambio en la visión que muchos jóvenes estudiantes tienen sobre los ciclos de Formación Profesional. Y es que en un país en constante cambio y tan vulnerable a crisis, económicas o sanitarias, se está demostrando que la fuerza de trabajo que suponen los titulados en FP son un gran reclamo para las empresas. Tanto del sector privado como del público.

El crecimiento y la prosperidad se asientan sobre las competencias de los trabajadores, que deben adaptarse al crecimiento y la economía global. Esto requiere de la innovación constante y la adquisición de habilidades que capaciten a los trabajadores para desenvolverse en el puesto de trabajo.

En esta línea, centros de Formación Profesional oficial como ILERNA ya están respondiendo a las nuevas demandas de FP en Madrid, tanto de empresas como de futuros trabajadores. Por ello, este prestigioso centro ha actuado con una estrategia de expansión destinada a formar los talentos del presente y del futuro.

La eficiencia de los profesionales pasa por finalizar la formación completamente preparados para insertarse en el puesto de trabajo. La educación superior está dejando de priorizar la teoría sobre la práctica y en ILERNA Madrid ya se ha implementado el “aprender haciendo”.

Dedicar el proceso de aprendizaje al manejo avanzado de las herramientas de trabajo y la aplicación de los conocimientos a casos prácticos en un entorno de trabajo real.

ILERNA innova y se avanza a las necesidades de los estudiantes, con una renovación integral, el traslado a un macrocentro de cuatro mil metros cuadrados en Madrid y una oferta formativa que pasa de 4 a 16 ciclos de Grado Medio y Grado Superior en las familias profesionales más demandadas en el mundo laboral; Sanidad, Informática, Administración y Gestión, Comercio y Marketing y Servicios Socioculturales.

Con un plan formativo elaborado para formar talento humano, favorecer la pronta inserción laboral y la proyección profesional para un empleo digno, estable y seguro.

Además, es destacable la adaptación a todo tipo de estudiante y condición; pues con las dos modalidades de formación, presencial e híbrida, se pretende acercar y posibilitar una formación de calidad a personas que ya trabajan o que deben compaginar los estudios con responsabilidades personales. Lo que se pretende conseguir con esto es que todos aquellos que quieran mejorar sus condiciones laborales o dar un giro a su carrera profesional puedan hacerlo con las máximas garantías.

Estas acciones son un reflejo del giro que están tomando el mercado de trabajo y la educación, que se entrelazan poco a poco en lo que resultará un crecimiento muy positivo en los índices de empleabilidad de los próximos años.