| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Oro
Oro

5 razones por las que invertir en oro en 2021

La inversión en la materia prima por excelencia sigue siendo un refugio que no pasa de moda. En plena pandemia alcanzó su máximo histórico y ofrece la mejor cobertura ante la inflación.

| ESdiario Internet

Los futuros sobre el oro alcanzaron un máximo histórico en el año 2020 y la crisis ocasionada por el COVID-19. Desde entonces el precio ha ido oscilando entre los máximos de primero de año (1960 USD) y los mínimos de marzo 2021 (1675 USD).

La realidad es que la inversión en oro, como metal precioso, se asienta en varias razones. Y una de ellas es la accesibilidad y facilidad con la que un inversor particular puede, a través de su broker online, comprar y vender futuros de oro de CME con tan solo un clic y en tiempo real. Pero hay más argumentos para invertir en Oro, y son los siguientes:

El oro es un activo refugio

El oro es un depósito valor reconocido y aceptado en todos los lugares del mundo. Desde tiempos inmemoriales ha servido a la humanidad como moneda de cambio. Es, por excelencia, una forma de dinero universal.

Se trata de una de las inversiones consideradas más seguras, puesto que es un activo que no es emitido por ninguna entidad.

Todo lo contrario, el oro es un activo refugio. Es tal la confianza que inspira a los inversores que en momentos de crisis económica tratan de buscarlo como un activo que ofrece protección. Es por ello que se suele afirmar lo siguiente: “el oro tiende a subir de precio cuando la sangre corre por los mercados financieros”.

Gráfico ofrecido por iBroker

El oro ofrece cobertura frente a la inflación

Al invertir en oro, bien sea en oro físico, futuros sobre oro o mediante cualquier otro vehículo, en realidad se está invirtiendo en un activo sin posibilidad de ser devaluado por ningún gobierno. En otras palabras, actúa como un seguro o cobertura frente a la inflación.

En épocas en las que tanto los gobiernos como los bancos centrales toman una serie de medidas que favorecen un aumento de la inflación, muchos inversores ponen su mirada en el oro.

Esto se debe a que las monedas pueden perder valor. La renta fija es especialmente sensible a las subidas inflacionarias. Mientras tanto, los activos de renta variable ofrecen una mayor cobertura, pero no completa (esto se debe a que las acciones son partes de empresas que tienen una serie de activos reales).

La cotización del dólar y su relación las divisas

El oro es un activo que tiene como principal referencia el dólar de Estados Unidos (USD). De hecho, su correlación inversa es legendaria. La debilidad de esta divisa crea oportunidad en la compra del oro.

Por otra parte, el oro también presenta relación con otras divisas, cómo el dólar australiano (AUD) y el dólar canadiense (CAD). Los países emisores de estas monedas son dos grandes productores del metal amarillo y sus respectivas monedas tienen una relación sensible y directa.

El mercado del oro es noble

El oro es uno de los mercados más líquidos y nobles que existen; permite el uso de un gran número de indicadores para realizar un análisis de la cotización.

Además de dibujar patrones técnicos, el oro se mueve por varios elementos fundamentales:

  • Cotización del dólar de Estados Unidos.
  • Tipos de interés.
  • Inflación.
  • Situación y sucesos geopolíticos

No deja de ser un activo real, en el que la oferta y la demanda tienen mucho que decir. Como hemos expuesto anteriormente, la demanda suele tener un aumento en épocas de incertidumbre, siendo  un activo financiero que presenta oportunidades en momentos de alta volatilidad en el mercado.

Pero el oro también tiene algunas aplicaciones industriales y es una de las principales materias primas del sector de la joyería. Por ello, también presenta demanda en momentos de estabilidad económica.

Fuente del gráfico: iBroker

No necesitas tener el oro físico

Uno de los mayores problemas a la hora de invertir en oro es la tenencia de este metal (sobre todo si se compra en grandes cantidades). Su almacenamiento y seguridad encarece la inversión.

Al invertir en futuros financieros, como los que emite el mercado CME,  estarás tomando exposición a este mercado sin necesidad de tener en tu poder el oro físico. De esta forma, se evitan los inconvenientes de transporte, almacenamiento y otros inconvenientes relativos a invertir en oro físico.

Además, gracias a la flexibilidad y liquidez de estos activos financieros, el operador tiene una gran capacidad para entrar y salir de la inversión de un modo sencillo; así como operar en cualquier sentido del precio (incluso aprovechar las caídas de cotización con las operaciones en corto).

Los Futuros y Opciones son productos financieros que no son sencillos y puede ser difícil de comprender. El presente artículo puede considerarse pieza publicitaria de ibroker.es. Puede consultar más información sobre el producto en el KID disponible en la web.