| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Nadia Calviño.
Nadia Calviño.

La morosa Beedigital desgrava 27 millones por tributar 5.000 euros en Luxemburgo

La firma del marido de la vicepresidenta económica apenas cotiza al fisco por precariedad y en el extranjero por su duty free.

| Francisco Mercado Investigación

 


La empresa dueña de Beedigital, cuyo director de márketing es marido de la vicepresidenta Nadia Calviño, atesora varios enigmas. Uno de los más llamativos es que una empresa que dice haber tocado el éxito bajo mandato socialista logre un extraño triplete fiscal: su matriz luxemburguesa no paga impuestos por ley, ni prácticamente (apenas 5.000 euros) sus otras dos sociedades interpuestas en dicho ducado, paraíso fiscal de facto.

Pero tampoco suele cotizar al fisco tanto porque arrastra bases imponibles negativas desde su creación, lo que le permite diferir pagos, como por pura morosidad. Sin embargo, tras tanto duty free luxemburgués, plantea desgravarse 27 millones por tributar en el extranjero. Si por tributar se entiende abonar 5.000 euros en Luxemburgo por doce millones de beneficios, tributa.

 

Es el modelo fiscal de la empresa de Ignacio Manrique de Lara, marido de la vicepresidenta económica que quiere endurecer los impuestos a bancos y energéticas. No es fácil averiguar dónde tributa por tal millonada en el extranjero cuando en España viste de homeless.

Pero no parece que sea su matriz luxemburguesa quien origine tal premio fiscal. La deducción por doble imposición evita que una empresa tribute por un mismo ingreso en España y en el extranjero. Pero la matriz última de Beedigital no paga impuestos.

 

Y no tributa la propietaria opaca de la sociedad regada por Calviño porque es una s.c.s.p, una sociedad comanditaria especial luxemburguesa. Y los expertos aclaran que es una fórmula empresarial duty free.

“En el plano fiscal, la tributación de la SCSp se realizará bajo el prisma de la transparencia y, por tanto, será cero en la generalidad de los casos. Ni impuesto sobre sociedades ni impuesto comercial (salvo cierta imputación al socio gerente cuando, a su vez, sea una sociedad con participación superior al 5%)”

Quizá Anticorrupción con sus pesquisas logre explicar dónde nacen esas deducciones fiscales por valor de 27 millones que impiden tributarlos en España a la empresa del marido de la vicepresidenta económica.

Tampoco las restantes sociedades luxemburguesas interpuestas entre la propietaria española de Beedigital y su dueña última en dicho ducado anotan serios pagos fiscales. Apenas tasas locales.

La primera de las sociedades luxemburguesas vinculadas tributó en 2020 apenas 5.000 euros de tasas con un beneficio de 12 millones. La segunda sociedad luxemburguesa pagó cifras parecidas al fisco local, unos 4.000 euros. 2020 no fue una excepción: el monto de tales tasas, más dignas de un mileurista que de una firma que dice valer 120 millones, se repitió en ejercicios anteriores.

 

La vicepresidenta Calviño, en una comparacencia en Moncloa tras el Consejo de Ministros.

 

Quizá Anticorrupción con sus pesquisas logre explicar dónde nacen esas deducciones fiscales por valor de 27 millones que impiden tributarlos en España a la empresa del marido de la vicepresidenta económica.

Y por qué la empresa de Beedigital mientras adeuda un millón al erario público español en impuestos y cuotas a la Seguridad Social recibe contratos públicos, avales crediticios y licencia del equipo de Calviño para intermediar en el cobro de fondos para financiar la digitalización de empresas, algo que choca con la ley de contratos del estado como ha denunciado el PP.

La foto es extraña. Beedigital es tan fiable o útil que grandes telefónicas se alían con ella para captar fondos de Economía del kit digital, como si tales multinacionales fueran incapaces de hacerlo por sí mismas sin tal colaborador. Sus dueños venden que quintuplicarán beneficios este año del kit digital y que se la quitan de las manos por 120 millones, casi diez veces más que hace un año.

Pero acaba de bordear la quiebra. Y para sanearse ha rascado avales del ICO y fondos del KIT digital que controla la esposa de su gestor de márketing y contratos de dicho Gobierno bajo dudosa legalidad. Si la empresa en sus cuentas teme la falta de fondos en el futuro, si redujo su capital en 2019, si ha precisado tal rescate estatal indirecto (avales, contratos, kit digital), ¿qué le hace tan valiosa?

¿Cuál es su gran activo en 2022? Uno de sus elementos más preciados son sus directivos clave. Por eso teme la “pérdida de los servicios de la alta dirección, que son clave para una exitosa implantación de la estrategia del negocio de la Sociedad en el corto y medio plazo”. Por ejemplo, el marido de la vicepresidenta Calviño. ¿Eso vale 120 millones? ¿Cuál es el precio de un vicemarido?