| 04 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pedro Sánchez cumplimentando al presidente de Irán.
Pedro Sánchez cumplimentando al presidente de Irán.

Las iraníes exigen a Sánchez que retire los libros machistas donados por Teherán

El Ministerio de Exteriores presta a domicilio 84 "obras" que defienden desde el integrismo islamista al desprecio por los derechos de la mujer ante el silencio de Irene Montero.

| Francisco Mercado Investigación

 

La Constitución española consagra la aconfesionalidad del Estado y la igualdad entre sexos. Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Pedro Sánchez tiene una “Biblioteca Islamista” que integra 84 libros donados entre abril de 2021 y junio de 2022 por el Ejecutivo de Irán. Oscilan entre el adoctrinamiento religioso integrista y la más talibana burla a la igualdad de la mujer.

Ninguna otra religión tiene biblioteca propia en los fondos que maneja AECID (Agencia Española para la Cooperación), dependiente de Exteriores. Presta a domicilio tales joyas islamomachistas.

 

Parte de la relación de los libros donados al Gobierno por el régimen de Teherán.

 

¿No existen mezquitas en España para albergar tales obras? ¿Debe guardarlas y prestarlas un gobierno que, en teoría, condena la opresión sexual en Irán? Y gasta millones a través de la ministra Irene Montero en promover la igualdad mientras acepta y divulga libros que proclaman que el “macho debe proteger a la mujer, como en el mundo animal”, como publicó el pasado lunes este diario.

 

El problema no son sólo las obras más talibanas acogidas (Irán, el país que EEUU quiere destruir, Los derechos de la mujer en el Islam, Mujer, desde una perspectiva islamista…). El resto ensalza una interpretación del Corán que ha sido visada por Teherán porque es acorde a la que aplica manu militari en sus calles.

No consta queja de Igualdad por esta colección donada por Teherán a Exteriores. Ni de Begoña Gómez, que se ha cortado el pelo. Pero las iraníes exiliadas sí se quejan y piden la retirada de esta colección

El islam no es una religión más en Irán. Es la ley. Incumplir el rigor islamista es acabar en prisión o ante el pelotón. No hay una sola faz del Islam. Irán exporta la visión más regresiva y Sánchez la importa.

 

Entrega iraní a Exteriores en junio pasado de una obra sobre la revolución de Jomeini.

 

La Revolución islámica: fundamentos y características según el Imán Jomeini y el Líder Supremo”. Es el libro que entrega Irán en junio de 2022 a Exteriores. Ese mes Amnistía Internacional denuncia que la iraní Narges Mohammadi lleva entrando y saliendo de la cárcel desde hace 12 años y ha sufrido 154 latigazos por defender los derechos humanos, más amputaciones de dedos a presos, más 260 ejecuciones...

Esos son los fundamentos y características reales hoy de la revolución de Jomeini. Incluida una escaladora, Elnaz Rekabi, que jura que se le cayó el velo para evitar represiones. Y 23 niños asesinados por protestar tras la muerte de Mahsa Amini. La policía presiona para que sus familias finjan que sufrieron un accidente.

No consta queja de Igualdad por esta colección donada por Teherán a Exteriores. Ni de Begoña Gómez, que se ha cortado el pelo. Pero las iraníes exiliadas sí se quejan y piden la retirada de esta colección.

Como Fariba Eshan, presidenta de la Asociación Pro Derechos Humanos de Irán. “Pedimos a España que no acepte y retire estos libros. Esta hipocresía de los gobiernos europeos nos duele. No hace falta cortar el pelo, hay que cortar relaciones”.

 

 

O Nilufar Saber, activista iraní pro derechos humanos. “Hubiera sido muy oportuno haber reaccionado a esa repugnante donación misógina en su momento (abril  de 2021 y junio de 2022). En la actualidad, como consecuencia de la Revolución en marcha por la Libertad en Irán, nuestro esfuerzo está centrado en apoyar a nuestr@s compatriotas apresionad@s en esa terrorífica cárcel islamista. Y conseguir que los gobiernos expulsen a toda persona relacionada con las autoridades de la teocracia islamista de sus territorios. Que congelen sus millonarias cuentas, fortunas amasadas mediante saqueo de los recursos públicos, repartidas en diversos países. Que cierren sus embajadas en Irán hasta la caída de la teocracia islamista. En definitiva, que corten toda relación con el gobierno terrorista de Irán y dejen de tratarlo como un gobierno legítimo”.

 

Visita del consejero iraní a la biblioteca del Gobierno socialista que guarda sus 84 libros donados

 

Paradójicamente, AECID saca pecho de su labor por la mujer. “SOMOS COOPERACIÓN FEMINISTA. Defender los derechos de mujeres y niñas supone avanzar en el camino de una sociedad más justa, próspera, sostenible y en paz. Participación plena, liderazgo y lucha contra la violencia, claves del trabajo de la Agencia Española de Cooperación en favor de los derechos de mujeres y niñas.

 

Ha puesto en marcha iniciativas enfocadas a la participación en la toma de decisiones en el ámbito político, económico y social, así como redes de apoyo y defensa de derechos en todo el mundo”.

Salvo en Irán. Ahí acepta obras donde se lee que las mujeres deben portar hiyab para defender la castidad, desean ser subordinadas en todas las esferas, no pueden sustentar sus gastos por lo que despilfarran en su estética, la poligamia es la respuesta lógica del hombre frente a la menstruación... ¿Condenarán las socialistas estos libros en la marcha de las iraníes en Madrid este sábado?