| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Vendimia en unos viñedos de Bocopa
Vendimia en unos viñedos de Bocopa

Los viticultores pendientes del cielo. Algunas vendimias ya se han adelantado

Las primeras varietales en vendimiarse serán la "tempranillo" seguidas de merlot, syrah, cabernet sauvignon, chardonnay, etc.; y las últimas en cortar sus racimos monastrell y bobal

| Pedro Nuño de la Rosa La Picaeta

La DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) que recorre estos días España, con abundante lluvia y granizo, destacadamente en el centro y en el este de España, ha mantenido en angustiosa expectativa a los viticultores de la Comunidad Valenciana. Y todavía siguen pendientes de los últimos coletazos de un temporal que parece ir a menos, pero que puede descargar sobre cualquier espacio dedicado a la viña y en el momento más inesperado.

Esta cosecha, nos comenta Eladio Aniorte, de la Denominación de Origen de los Vinos de Alicante, "estimamos (no lo sabremos hasta dentro de un par de semanas) pues, aun teniendo menos peso por hectárea, la calidad de la uva, que la otorga el color y el grado de alcohol, puede ser y calificarse como 'Excelente'. Y en eso nuestra monastrell resulta imbatible."

Sin embargo, los agricultores alicantinos y valencianos, se quejan con fundada razón de que el precio final del mosto lo marca Castilla-La Mancha, la mayor productora de Europa; y, en menor medida otras regiones vitivinícolas como La Rioja o Ribera del Duero, con lo cual, y ahora que no se produce tantos coupages (vinos para reforzar otros de menor graduación alcohólica y color), los vinos alicantinos y valencianos están infravalorados en el mercado nacional.

Las primeras varietales en vendimiarse, aproximadamente en un par de semanas, serán la "tempranillo" de ahí su nombre, seguidas de las de origen francés como merlot, syrah, cabernet sauvignon, chardonnay, etc.; y las últimas en cortarse sus racimos, nuestras señeras monastrell y bobal, amén de la hasta hace poco menospreciada garnacha tintorera, cuyo nombre autentificado, es precisamente "Alicante Bouchet", monovarietal que por sí sola está recuperando prestigio injustamente perdido cuando en el siglo pasado se impusieron los caldos más acomodaticios al gusto suave y aromáticos (no terciarios).

Por su parte, Gaspar Tomás, responsable de Bocopa, la suma de cooperativas vitivinícolas más importante de la Comunidad Valenciana, que sobrepasa los 300 socios, declaró a ESdiario que por las circunstancias territoriales y desde hace unos años al presente "quizás tenga algo que ver con el cambio climático, nosotros hemos adelantado algunas vendimias porque ya lo pedía la uva, cuyo comportamiento y maduración llevamos analizando desde hace un mes".

Remarca Tomás que estas últimas lluvias han venido bien porque "y eso lo más importante: la uva está sana sin botritis ni otras plagas habituales en el viñedo que nos afectaron seriamente en el pasado. De hecho, ya hemos vendimiando casi todas las varietales desde la garnacha a la moscatel. Y estamos a punto de recoger las últimas, dejando la monastrell para octubre.

A Rafael Poveda, viticultor e intelectual investigador de vinos y antropologías populares, quien también tiene viñedos y bodegas, el vino del Medio Vinalopó le viene de varias generaciones. Nos dice que la cosecha venía bien "correcta,, pero con esta lluvias se ha detenido la maduración y con ella el alcohol, y el azúcar que tampoco está en su punto: Así que habrá que esperar por lo menos hasta la semana que viene o dos semanas como mínimo para vendimiar, por supuesto la monastrell que siempre es tardía. De momento solo hemos recogido la riesling y la forcallat. Y aunque yo me voy a Londres, la familia se queda dando vueltas a la viña porque lo que anuncian los meteorólogos es preocupante".