| 09 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana sorprende con una encendida defensa del comunismo

Con bronca incluida a un célebre colaborador, la comunicadora se ha marcado un vibrante alegato en favor de la concordia en la que ha reclamado espeto para "los rojos".

| M.V. Medios

Inesperadas y vehementes, Ana Rosa Quintana siempre da juego con sus afirmaciones. Y la última declaración que está dando que hablar tiene que ver con el comunismo, con bronca incluida a un célebre colaborador.

Se trata, para más señas, de Alessandro Lequio, que tuvo un accidentado regreso a 'El programa de AR' tras la trágica muerte de su hijo. La acogida, no obstante, fue cálida. "Te damos la bienvenida con especial cariño, porque la vida sigue y uno tiene que ir incorporándose paulatinamente a la normalidad", dijo Joaquín Prat. Por su parte, Ana Rosa también le dedicó unas palabras de lo más reconfortantes: "Sabemos que es un esfuerzo enorme el que estás haciendo, pero también hay que salir un poco".

 

 

El tertuliano, no obstante, volvió con su habitual energía y su lado más cañero a la hora de abordar los temas más polémicos. Así, paso de analizar la última edición de 'Supervivientes' a dar su opinión sobre la controvertida investigación judicial del 8-M y las purgas en la Guardia Civil por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

Así,  Lequio defendió al coronel Diego Pérez de los Cobos y su labor dentro de la Benemérita. Tras estas declaraciones, el italiano estalló asegurando que "de la misma manera que unos odian a los fachas, yo odio a los comunistas": "Es exactamente lo mismo. Es más, ellos tienen la suerte de tener una maquinaria propagandística que es infinitamente mejor que la de la derecha, porque ellos han matado más y mejor", aseguró.

 

Ana Rosa no tardó en saltar y reprender con duraza al italiano: "Odio es una palabra muy fea". La presentadora le recordó que había comenzado el programa con un monólogo en el que defendía la concordia y rechazaba el lenguaje "guerracivilista". "Hoy he empezado diciendo que me parece un horror ese lenguaje. No lo voy a consentir. Ni fachas, ni rojos. Que cada uno piense o defienda lo que le dé la gana respetando a los demás", zanjó.