| 22 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ana Pastor
Ana Pastor

Ana Pastor regresa a "El Objetivo" con un "riesgómetro" para el coronavirus

La periodista de La Sexta se puso de nuevo al frente de su programa y quiso compartir con los espectadores una serie de recomendaciones muy útiles en los tiempos que corren.

| Clara Ballesteros Medios

La tercera ola de la Covid-19 está haciendo que las hospitalizaciones y los ingresos en UCI hayan aumentado más de un 20%. El número de contagios por coronavirus sigue en ascenso, por lo que es fundamental tener la máxima precaución. Dada la situación que vive España en estos momentos, El Objetivo quiso mostrar a los espectadores esto domingo cuánto riesgo supone realizar según qué actividades en plena pandemia y si es fácil contagiarse de la Covid-19 mientras se realizan o no.

Para ello, el espacio presentado por Ana Pastor en La Sexta contó con una serie de expertos. "Comer en una terraza supone un riesgo moderado ya que el 90% de las personas que se sientan a comer en una terraza se quitan la mascarilla", comentó uno de los expertos. Es por ello que algo que tendría que ser un riesgo bajo se convierto en más "peligroso" de lo esperado.

Asimismo, comer sin mascarilla y hablar a la vez hace que la capacidad de aerosoles pueda llegar a aumentar hasta 100 veces más, dependiendo del portador. A ello se suma el hecho de tener que hablar más alto que en interiores, por lo que se emiten más gotículas. "Los dueños de las terrazas intentan hacerlas lo más confortables posibles, entonces casi las cierran. Cuanto más cerrado es el ambiente, más riesgo hay", recalcó uno de los expertos.

En cuanto a subir en un ascensor, el riesgo de contagio de la Covid-19 es moderado o bajo ya que a pesar de que es un lugar cerrado, se pasa muy poco tiempo en él y la puerta se abre y se cierra constantemente. No obstante, los expertos recomiendan que no se hable en los ascensores.

Por último, quisieron destacar que en un gimnasio el riesgo de contagio es moderado o alto, aunque depende de la ventilación del local. Sin embargo, se trata de un espacio en el que se realizan actividades en las que se respira fuerte, por lo que el número de aerosoles es mucho más alto que en otras actividades. A ello se suma que "la gente tiende a tocarse la cara para quitarse el sudor, y si tiene la mano infectada se lleva el virus a la cara".

Una serie de advertencias que El Objetivo quiso mostrar a los espectadores en el regreso del programa. Un espacio que registró un discreto 5,7% de cuota de pantalla y 978.000 seguidores.