| 13 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ismael Beiro y Mercedes Milá.
Ismael Beiro y Mercedes Milá.

Mercedes Milá ofrece su ayuda a Ismael Beiro para arrebatarle la alcadía a Kichi

El ganador de la primera edición de "Gran Hermano" tiene claro a quien tener como consejera si consigue quitarle el puesto al actual alcalde de Cádiz: "es una embajadora", asegura.

| Rocío Díaz Medios

De ganador de la primera edición de Gran Hermano a postularse como nuevo alcalde de Cádiz. Ismael Beiro se convertía en el centro de atención hace unos días, al saltar la noticia de que quiere disputar la alcaldía de la tacita de plata al actual titular, José María González "Kichi".  Es más, el exgran hermano empezaba a movilizarse en varias plataformas para tratar de obtener el número máximo de votos en las próximas elecciones municipales del próximo año, una decisión meditada y que le ilusiona bastante.

Ismael Beiro, además, ya tiene en mente quién podría ser una de sus consejeras o, al menos, consejera personal. El candidato a la alcaldía ha desvelado a Europa Press lo que Mercedes Milá le ha dicho al saber que compite por el puesto: "Piensa como mi madre, me ha dicho: yo no te digo nada, llámame si me necesitas", reproduce el exgran hermano las palabras de quien fuese la presentadora de su edición.

 

"Es una buena embajadora"

Ismael Beiro tiena una gran estima por la popular presentadora. Es más, el gaditano no descarta contar con ella como consejera, ya que cree que sería una gran embajadora: "Es una buena embajadora por el desarrollo de Cádiz en todos los temas de cultura". Al que fuese el primer ganador de la primera edición de Gran Hermano siempre le ha caracterizado su naturalidad, por eso no ha dudado en confesar que un sueño que tenía de pequeño era, precisamente, ser alcalde de su ciudad: "De niño le decía a mi madre que quería ser alcalde de Cádiz, y ahora estoy con un equipo que no tiene nada que ver con la política, quiero ser uno más de ellos, por eso la palabra alcalde no la diría en mi vida".

 

 

 

Además, Ismael ha asegurado que se encuentra "muy feliz" en su rol de padre, por lo que "intentaré sacar horas para disfrutar a mis hijos, no hay mejor diversión que ver la sonrisa de ellos, jugar con ellos, yo soy su juguete". Pese a ello, entre bromas comenta que si sus hijos le llamaran papá-alcalde "les quitaría el apellido".