| 23 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Raphael, en un momento del concierto de este fin de semana en Madrid.
Raphael, en un momento del concierto de este fin de semana en Madrid.

Polémica por la 'gran noche' de Raphael en Madrid en plena pandemia

El cantante ha celebrado sus 60 años sobre los escenarios con un concierto en el Wizink Center con la presencia de 5.000 personas entre el público, lo que ha provocado muchas críticas.

| ESdiario Medios

En los últimos días, muchas comunidades autónomas, entre ellas la de Madrid, han endurecido las condiciones en la que los españoles van a tener que celebrar sus navidades, debido al aumento en la incidencia acumulada de contagios de coronavirus que, a todas luces, ha provocado el relajamiento de la gente durante el puente de la Constitución.

Entre las regiones que han decidido ponerse más firmes de cara a las próximas fiestas está la presidida por Isabel Díaz Ayuso. Entre otras medidas, ha reducido de 10 a 6 el número máximo de comensales que podrán sentarse a la mesa en las fechas señaladas.

 

Ante estas limitaciones, ha causado cierta indignación el evento masivo que ha tenido lugar este fin de semana en el Wizink Center. Nada menos que un concierto de Raphael, ante 5.000 asistentes, con el que ha celebrado sus 60 años sobre los escenarios.

 

Críticas en las redes

Tras conocerse este dato, las redes sociales se convirtieron en un hervidero, criticando a la organización del evento y a las autoridades sanitarias.

 

Ante este aluvión de críticas, desde la dirección del Wikink Center han explicado que por protocolo sanitario solo se le permitió un 25% de la capacidad total del recinto y fueron 4.368 personas las que llenaron los asientos habilitados, cuando por normativa se hubiese podido activar hasta el 40% del aforo, han señalado desde la sala.

Así, han subrayado que la capacidad total del Wizink Center, que puede alcanzar un aforo de 17.400 personas, permitió además "duplicar el distanciamiento entre los asistentes". "La norma establece un asiento de distancia entre el público, mientras que en esta ocasión la distancia se duplicó hasta dos asientos, lo que representa más de un metro de distancia, e incluso no se usaron las filas de delante y detrás del público asistente lo que aislaba totalmente a los grupos de asistentes", han apostillado.

 

Por su parte, la propia presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado este domingo que el concierto de Raphael era "seguro" y cumplió con todos los protocolos, pero ha avisado de que suspenderán eventos de este tipo si aumenta la incidencia acumulada de casos en la región.

"Yo entiendo a la sociedad cuando ve un concierto como el de ayer, en el que además la imagen confunde porque el Wizink Center tiene una capacidad para 16.000 personas y ayer estaba al 30%. Ahora que no vamos a poder estar con los nuestros más de seis personas estos días, entiendo ese malestar", ha expresado Isabel Díaz Ayuso.