| 07 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La brutal confesión de Lucía Etxebarría sobre su paso por un reality de Mediaset

La escritora participó en el programa "Campamento de Verano" y asegura que también fue víctima de una agresión y que la organización "crea las situaciones para crear conflictos".

| ESdiario Medios

La escritora Lucía Etxebarría ha abierto la caja de los truenos con una lapidaria confesión sobre su paso por el programa de Telecinco, Campamento de Verano, en el que participó. Ahora tras el presunto abuso a Carlota Prado en Gran Hermano, la autora ha querido relatar un incidente que ocurrió durante su participación en el reality afirmando que hubo "agresiones".

A través de su perfil de Instagram ha publicado dos vídeos dirigidos a Carlota, acompañados de un texto en el que afirma que "hace años estuve en un reality y me obligaron a presenciar como se masturbaba un chico. Al contrario que tú, yo no tenía las cintas para probarlo. Sí que, como explico en el vídeo, hubo grabaciones de muchas otras agresiones".

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

@carlotanoisno; Hace años estuve en un reality y me obligaron a presenciar como se masturbaba un chico. Al contrario que tú, yo no tenía las cintas para probarlo. Sí que,como explico en el vídeo, hubo grabaciones de muchas otras agresiones. Me fui de esa casa. No pagué penalización. Demandé a Mediaset y gané. Pasé por un tratamiento psicológico de 2 años.Ttengo un informe forense diciendo que padecía estrés postraumático después de que me obligaron a presenciar como alguien se masturbaba y después de que se me hiciera una campaña de acoso. Carlota: yo sé que has denunciado a José María. No sé si vas a demandar a los que no fueron tus agresores directos pero que sí cooperaron en esa agresión. Las personas que sabían perfectamente cuál era el perfil psicológico de José María porque, como tú bien sabes, todos pasamos un test antes de entrar en el reality. Las personas que , conociendo el perfil psicológico de ese agresor, te dejaron varios días sin comer y luego te dieron alcohol. Y te dejaron inconsciente a merced de una persona como él. Las personas que presenciaron una agresión y,pudiendo haberla detenido, decidieron no hacerlo. Las personas que al día siguiente no te informaron de lo que había pasado y dejaron que él te tomara el pelo y se pavoneara junto a ti. Las personas que luego te obligaron a visionar un vídeo sin advertirte previamente y sin ayuda psicológica. Las que no te permitieron salir de esa sala aunque lo pediste llorando. Las que te exigieron que no se lo contaras a nadie. Las personas que podrían ser cooperadores necesarios en un delito de agresión sexual y culpables de un delito de coacciones. Carlota, quiero que sepas que tú y yo no somos las únicas. Que mi abogada me contó que muchas personas salen de un reality habiendo sido agredida sexual o físicamente. Pero que no disponen de las cintas y no pueden probarlo. O que han sido coaccionadas para que no hablen. Como hicieron contigo y como hicieron conmigo. Yo hablé, me hicieron la vida imposible, me hicieron pasar por loca... pero finalmente el juez me dio la razón. Carlota, espero que ganes el juicio Quizá, después, otras personas se animen hablaría contar lo que vivieron.

Una publicación compartida de Lucía Etxebarria (@lucia_etxebarria_) el

Además, añade que se "fue de esa casa. No pagué penalización. Demandé a Mediaset y gané. Pasé por un tratamiento psicológico de dos años.Tengo un informe forense diciendo que padecía estrés postraumático después de que me obligaron a presenciar como alguien se masturbaba y después de que se me hiciera una campaña de acoso".

También ha cargado duramente contra la cadena de televisión y contra los realities, asegurando que "antes de entrar, el programa tiene los perfiles de todos, y que crea las situaciones para crear conflicto" y añade que "si la cosa se va mucho de madre, simplemente eliminan la cinta", añadiendo además, que según le informó su abogada, "muchas personas salen de un reality habiendo sido agredida sexual o físicamente. Pero que no disponen de las cintas y no pueden probarlo. O que han sido coaccionadas para que no hablen". 

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

El caso de @carlotanoisno ha sacado a la luz un episodio nefasto de una violación en directo. Pero lo importante es cómo se gesto esa violación, cómo se grabó. Durante años yo no he hablado de lo que me pasó a mí porque realmente sufría muchísimo y cada vez que lo recordaba lloraba ,debido a las secuelas del síndrome de estrés postraumático. Pero creo que ahora es importante que sepáis cómo se hacen las cosas dentro de un reality. Que sepáis que todos pasamos unos evaluación psicológica antes de entrar, que el programa tiene los perfiles de todos, y que crea las situaciones para crear conflicto. ( Esto se llama dinámica de grupos y se estudia en teoría sistémica: si conoces los perfiles de los integrantes de cada grupo y sabes manipular puedes crear un conflicto, y prácticamente puedes crear la situación que tú quieras). Los programas se diseñan para crear conflicto. Saben que el conflicto se les puede ir de las manos pero esto no les importa porque ,al contrario de lo que creéis, no todo está grabado. Si la cosa se va mucho de madre, simplemente eliminan la cinta. Mi caso y el caso de Carlota Prado no son casos aislados. Mi abogada me explico que había muchísima más gente que había sufrido cosas parecidas pero que nadie se atrevió a demandar porque la productora amenazaba con " nunca vas a volver a trabajar", " te vamos a hundir la vida" etc... O simplemente pagaba para que el asunto se olvidara. En muchos casos se trataba de personas cuyo único ingreso era la televisión. En otros casos los agredidos habían sufrido tal síndrome de Estocolmo que ni siquiera eran capaces de identificar el problema que tenían . Lo que sufrió @carlotanoisno no se llama abuso sexual, se llama violación. Las personas que lo permitieron podrían ser juzgadas por un delito contra la integridad moral (por haber grabado tanto la violación como el momento en que Carlota velas imágenes de su propia violación) otro de omisión de socorro y otro como cooperadores necesarios. Yo nunca conseguí mis cintas. pero si se vio en directo en el programa cómo me amenazaban con quemarme la casa y cómo me acorralaban en una cabaña hasta que me desmayaba. Y como nadie llamaba a un médico.

Una publicación compartida de Lucía Etxebarria (@lucia_etxebarria_) el